REC: Ciclistas grabando

0
13
vistas

Soy ciclista de forma esporádica. Debido a la cantidad de kilómetros que hago a diario por carreteras secundarias en mi trabajo y el aumento del número de accidentes y muertes en el ciclismo he registrado como patente hace unos meses el siguiente invento.

Hoy en día las grabaciones de un ciclista tienen validez hacia los agentes de la autoridad y cada día hay más ciclistas que usan dichas cámaras. El problema es que los conductores no son conscientes de que ese ciclista o grupo de ciclistas llevan esa cámara instalada ya que mide escasos cinco centímetros y suele ir ubicada en el manillar o en el casco, siendo tapada por el propio ciclista con su cuerpo.

Lo que he patentado es un cartel o pantalla que advierte y disuade a los conductores de vehículos de que ese ciclista o grupo de ciclistas llevan instalada una cámara que está grabando todo lo que sucede.

La patente contempla diferentes fabricaciones. Puede ser en un cartel electrónico, no electrónico, acoplado a la tija del sillín, al cuadro, pasar como una pegatina al maillot, un cartel flexible impreso en el maillot, leds bordados en el maillot, de formas rígidas, flexibles, etc.

Esto funciona de la siguiente manera: yo voy conduciendo y leo aviso de radar, velocidad controlada por radar, tramo de carretera con posible radar, travesía urbana controlada por radar, etc., y extremo todas mis precauciones para no ser multado; pues con mi cartel es igual, todo conductor que va detrás de un ciclista o grupo de ciclistas va extremar la precaución al máximo evitando cualquier tipo de infracción y accidente ya que está leyendo que le están grabando.

Si el ciclista o grupo de ciclistas no llevan realmente la cámara de grabación instalada no pasa nada dado que el conductor de un vehículo nunca lo sabría porque dicha cámara no se ve, es decir, es como muchos avisos de radar o carteles de radares, en el que luego no existe dicho radar, pero que todo conductor extrema precaución por si realmente existe el radar, pues con mi invento igual.

Los carteles tienen letras muy llamativas con el icono de una cámara, se ven desde 50 metros de distancia, no restan aerodinámica, ya que van ubicados debajo del sillín, y detrás del ciclista y pesan alrededor de 50 gramos. Su coste varía desde los 15 euros a los 20 euros, siendo el de 15 el cartel que no lleva montado el cierre a la tija y el de 20 euros el que lleva incorporado un cierre para acoplarlo a la tija, y su duración se prevé para muchos años pues que no tiene ningún desgaste. No obstante se podría aún aligerar más con un cierre de carbono, pero su coste subiría casi al doble. También se podría instalar en el cierre que cada bici lleva para su tija.

Ahora mismo disponemos de varias unidades fabricadas de PVC impreso de 2mm, con una unión de aluminio y un cierre a la tija del sillín y montadas en diferentes bicicletas de ciclistas de mi zona y os puedo asegurar que funciona realmente bien, no se pueden imaginar el respeto que emplean los conductores al ver el cartel en nuestras bicis.

 

Por Juan Pablo Lechuga, natural de  Torrelaguna, el mismo pueblo que Antonio Martin, de 28 años quien nos apunta que “cuando Antonio falleció a pesar que tenía 7 u 8 años no se me olvidara en la vida, aquella tragedia que tiño a todo un pueblo y al ciclismo de luto. También de Torrelaguna es Luis Perez, el que fue cuñado de Antonio Martin, que casualmente ha corrido varias veces la Vuelta España y el Tour de Francia en equipos tan prestigiosos como Cofidis. Hoy ya está retirado. Como verás Torrelaguna tiene mucha historia en el ciclismo y por tragedias como la de Antonio y más siendo de mi pueblo, me genera gran impotencia y me dan aún más ganas de triunfar con mi proyecto y poder realmente reducir accidentes y víctimas en el ciclismo”.

Si queréis contactar con Juan Pablo podéis hacerlo en el mail  [email protected] o en el móvil 637437186.

Publicidad

Deja un comentario