Reivindicando a Marcel Kittel

0
2
vistas

Daniel Friebe, periodista autor de dos libros sobre puertos de montaña que tan bien han sentado a nuestra biblioteca ciclista, fotografiaba en el primer momento de la etapa de hoy una infografía del diario L´ Equipe. En la misma comparan el palmarés de Marcel Kittel y Mark Cavendish a la misma edad: es decir a los 26 años un mes y 25 días. En la balanza el alemán sale mal parado frente al inglés. Para estas alturas, y contando el éxito de Londres y Lille, Cavendish tiene 18 etapas ganadas en el Tour por las seis de Kittel. En Giro y Vuelta, respectivamente, el marcador señala 7-3 y 3-1 a favor del corredor inglés.

1

Es obvio que la precocidad de Cavendish fue un hecho y desde que empezara a ganar etapas en aquel Tour de 2008 con el maillot entonces azul del Columbia-Highroad, este ciclista se ha convertido en un monstruo de tres cabezas, difícil de tener paragón en la historia. Ganó mucho y tanto que incluso pudo con San Remo y hasta un Mundial. En las islas están sencillamente enamorados de él, le llaman “celebridad”. Al tiempo su apostolado en favor del ciclismo le ha hecho mucho bien a este deporte en el Reino Unido.  A Cav lo que es de Cav.

Pero ocurre una cosa, que muchos comentaristas omiten, pero que creo que es meridianamente obvio y es que ahora mismo, y desde el año pasado, Marcel Kittel es, con diferencia, el mejor velocista del mundo, incluso con Cavendish en concurso. Si vemos la llegada del primer día apreciaremos que parte de la reacción negativa de Cav, la que provoca la caída de Gerrans y el desastre posterior, viene por la increíble ventaja que Kittel y su tren ya le habían tomado al inglés quien por cierto no trajo mal equipo al Tour. El año pasado Kittel ya le ganó con claridad en el mano a mano.

Con un estilo que transmite un poderío y fuerza sin igual, Kittel define el aspecto más marcial del sprint, con unas anchas espaldas que anidan temor en los rivales y un aspecto de boxeador soviético que desplaza de las primeras plazas incluso a fornidos y tremendos corredores como André Greipel. Kittel va camino de registros interesantes, y entronca con la estirpe de velocistas que salieron de muchas grandes vueltas con un expediente amplio y excelso. Además evoluciona a satisfacción en un equipo que tiene clarísimas sus prioridades, tanto que no dudaron en dejar en casa a la estrella francesa en ciernes para no distraerse de su obsesión anotadora. Ya lleva tres de cuatro posibles, contando la de Lille.

La primera jornada francesa de este Tour sin embargo tuvo otros derroteros más allá de quien ganó la etapa. Chris Froome se fue al suelo casi al inicio, cuando el trote era cochinero. Cayó así, a plomo, dando una sensación de fragilidad tremenda, más si cabe con esa delgadez que le impide tener apenas grasa entre el hueso y la piel. Esperemos pueda seguir sin noticia, algo que no puede decir Andy Schleck, cuyo perfil de ciclista frágil sale acentuado de esta carrera. No sabemos qué le deparará el futuro, pero sus mentores creo que se deben estar hartando. Su calidad se diluye en no sé qué. Andy, lo que pudo ser y no fue.

#fact El village, ese lugar en el que el Tour se cita cada mañana antes de salir, se creó en 1988.

#àdemanin Llega la jornada marcada en todas las agendas, la del 9 de julio, la que muere a la entrada de Arenberg. Con pronóstico de lluvia, el peligro y barro que no vemos en la Roubaix, lo podemos tener en julio. Día muy peligroso para todos sin excepción.

Imagen tomada de @PistaCollective 

INFO    

El servicio para ciclistas NACEX PROMO ha lanzado un embalaje para el transporte de bicicletas: NACEX BICIBOX, que asegura que ésta llega a destino en perfectas condiciones, resultando muy adecuado para peregrinos que realicen el Camino de Santiago así como otras rutas que requieren de un desplazamiento previo al inicio del recorrido.

1nacex

Deja un comentario