El “relevo del ciclismo español” será la canción de la Vuelta

1
424
vistas
Rubén Fernández es uno de los del relevo del ciclismo español

Ha llegado el momento que el público, el gran público, ese que apela la organización de la Vuelta con grandes subidas y muros, conozca los apellidos de Soler, Fernández, Rosón, Arcas, Pedrero… como depositarios de la reciente tradición ciclista en este bendito país. A vueltas con el relevo del ciclismo español.

Es imperioso que en esta Vuelta, la de la retirada de Alberto Contador, con Alejandro Valverde en reposo y Purito retirado, arroje un nombre que la prensa mayúscula pueda mascullar cuando hable de ciclismo a la parroquia que sigue viendo bajo banderas y enseñas y mira el ciclismo como si fuera un partido de fútbol.

Será, lo no olvidéis, la canción de la Vuelta. Perico ya ha atizado el fuego, los plumillas escudriñan alineaciones y marcan los nombres ganadores de la armada patria ante la buena colección de estrellas que vienen a la Vuelta.

Pero, ¿es de recibo poner sobre la espalda de estos corredores tal grado de responsabilidad? Las circunstancias obligan, y el gran público pide madera, se le ha acostumbrado a ello. Es curioso el nueve de Movistar, es un nueve que muchos tacharían de circunstancias, pero ojo, a veces, cuando las cosas parece que no van a rular, van y rulan. Que se lo digan a Antequera cuando fue a un Mundial con Freire a cubrir el expediente.

La Vuelta a España de 2017 recibe la herencia que el ciclismo español ha cultivado durante largo tiempo. En esta historia, que no es la primera vez que contamos, hay muchos culpables y grandes perjudicados, aquellos que un día en este lado de los Pirineos un día quisieron ser ciclistas en el peor momento de la historia para hacerlo.

Todo movimiento, todo gesto será interpretado en clave de futuro, pero no de largo plazo, del corto, del de pasado mañana. No se reparará en lo que nos dice Nico Van Looy en esta pieza sobre la experiencia corta de Rubén Fernández en las tres semanas e inexistente de Marc Soler en dicho terreno. Lo mismo podemos decir de os citados anteriormente, hay que dejar a los chavales crecer, y si la travesía en el desierto es larga, pensar en qué nos ha llevado a este punto.

El ciclismo español tiene muy buenos nombres para el futuro, pero está claro que de la cantidad sale la calidad, y la primera simplemente no se da. Nos hace especial ilusión ver a Garcia Cortina, desparpajo y calidad al servicio de Nibali, pero de éste no os preocupéis hablarán de forma tangencial, quizá algún día para decir que es “rarito” como Oscar Freire, cuando decía que le molaban las clásicas.

En la vida cada uno tiene lo que recoge, el ciclismo español exactamente tendrá eso y la factura de tener sólo un bloque en el máximo nivel. El precio es alto, penoso, pero no cabrá otra. Ahora bien, cuando oigáis la musiquita de fondo de la carrera, recordad que la letra y las líneas que llenen el guion tendrán un elemento común: “el relevo del ciclismo español”.

Imagen tomada de Movistar Team

INFO

Barritas energéticas Long Energy Sport – Grosella y Chia… by EnergyFig

Publicidad

1 COMENTARIO

Deja un comentario