El respeto que Froome se ha ganado y merece

1
4
vistas

La crono más enrarecida de la historia del Tour, por el desastre del Ventoux y el luto de Niza, ha puesto en bandeja de plata el tercer Tour de su carrera a Chris Froome. A ver quedan los Alpes, la temida tercera semana, miles de recovecos e historias por ser vividas, pero Froome lo tiene en la mano, y viendo los antecedentes se nos antoja complicado que pierda la carrera, y eso que no rompe ni distancia como años atrás. Froome, chapeau tío, porque no sólo luchas contra rivales, te mueves en uno de los ambientes más hostiles que he visto nunca en el ciclismo.

Hay una corriente muy visible, que se hace notar, que tiene muchos frentes, personas de diversa índole, desde opinadores ocasionales a periodistas especializados, que no para de meter mierda sobre el líder del Tour, y claro aspirante una tercera corona, Chris Froome. Es como si al flaco y larguirucho inglés se le hicieran pagar todas las facturas de golpe de años de frustraciones y desafecciones con este deporte.

La sucesión de lecturas sobre lo acontecido en el Ventoux y en los instantes previos fue de espanto. Antes de llegar a la base del puerto, una caída de Gerrans se llevó por delante tres compañeros del líder. ¿Por qué no le atacan? ¿por qué manda Froome parar? primero, porque enfrente de Froome hay un equipo sin sangre, sí el Movistar, y segundo a Froome se le hace caso porque se decide hacerle caso. Valverde agita el brazo como que aquello no es de recibo y nadie pasa. Es más, en ese momento los compañeros de Nairo no iban en cabeza, con lo cual, poco o nada había que acelerar porque ellos no estaban en ese momento en la pomada.

Luego en el Ventoux, para ser más exactos en el camino hacia el Chalet Reynard, dos episodios. El primero deportivo. Ataca Valverde y le seca Landa, ataca dos veces Nairo y le corta dos veces Poels, poderosísimo. Empiezan los voceros: “Con ese equipo cualquiera”. Pero ¿es que Sky comete una ilegalidad fichando a placer? ¿hay una norma de tope de gasto?. En el pasado otoño dijimos que en el Team Sky ya estaban corriendo el Tour, entonces no admito extrañeza por lo de ayer. Sky es un rodillo, el sistema permite estas desigualdades, hacen pero que muy bien en aprovecharlo.

Posteriormente el episodio caótico. La moto, o las motos, que se atasca y Porte, Froome y Mollema, por este orden, al suelo. Con la bici rota, Froome, presa del desconcierto, empieza a correr dirección a meta, quedaba creo más de un kilómetro. Le dicen que “así no, pilla una bici”. Espera y la coge. A posteriori llovió fuego sobre Froome y una posible sanción. Pero vamos a ver ¿es el maillot amarillo el causante del desastre? ¿salió beneficiado?

Tras emitir una primera general con Adam Yates de líder, se restableció el orden y el amarillo volvió a Froome. Seguramente en el Team Sky hicieron su parte para que el jurado fallara a favor de su corredor, puedo poner casi las manos en fuego que así fue, porque estas cosas funcionan así y los de negro tienen poder. ¿No juegan otros sus cartas? ¿no hay tráfico de maletines y alianzas curiosas dependiendo en qué etapas? El reglamento obliga al ciclista a cruzar la meta con su bicicleta, es lo que hizo Froome, luego qué pasa por salir corriendo en ese momento. Ocurre una hecatombe en carrera, totalmente ajena a lo deportivo o a las posibliades de los corredores. Nairo sale en un vídeo agarrado a una moto, pero acaso sabemos si estaba esquivándola, sabemos cuánto rato llevaba, sabemos si tardo en soltarla. No ricemos el rizo, por favor.

No lo enciento, la verdad, Froome es un campeón ejemplar, que siempre está presto, que es simpático y respetuoso con rivales y aficioandos, y se le trata como la peor escoria. El año pasado y hace tres se le acusó de llevar motores escondidos, alguien ha probado algo más al respecto. si tal es la certeza que se lo lleven por delante, pero es que después de toda la nebulosa no hay NADA, porque no se puede demostrar NADA. Tenemos una legión de forofos esperando verle caer como Lance Armstrong muchos años después. Hay una inquina, una rabia prendada en algunos que no hace mas que entorpecer y ensuciar este deporte, como esos que se llaman aficionados y no hacen mas que dar por culo en las subidas disfrazados de fantoches y corriendo al lado de los ciclistas.

Froome está donde está porque trabaja mejor que nadie, porque conoce el Tour mejor que nadie y se rodea mejor que nadie. Para llegar aquí se sobrepuso a una enfermedad, al traumático coliderato con Wiggins y posteriormente a todos sus rivales. Disfrutemos del ciclismo, por favor, de su golpe en el Peyresourde, del momento mágico con Sagan en Montpellier y dejemos que la lógica de la carrera dicte en favor del mejor, ahora mismo Chris Froome.

Imagen tomada del FB del Tour de Francia

INFO patrocinada por 226ers

2

226ERS lanza la nueva NEO – protein BAR con un 50% de proteínas

Una deliciosa barrita con cobertura de chocolate, un alto contenido proteico y chips de soja. Cuenta con un 50% de proteína y menos de 1g de azúcares.

Una textura compacta que la convierte en un snack ideal para una óptima recuperación. Contiene 25 gramos de proteína de alta calidad en cada barrita, extraída de fuentes como la caseína, huevo y lácteos, todas con gran cantidad de aminoácidos esenciales y ramificados.

Con estas pautas se favorece la captación de aminoácidos por parte del organismo aprovechando el periodo de “ventana abierta” y se acelera la recuperación muscular, tan necesaria para lograr optimizar resultados y acercarse hacia tus objetivos, así como para afrontar de la mejor forma la siguiente carga de ejercicio.

La vitamina B6, encargada del metabolismo de los aminoácidos, hace de ella un producto ideal para favorecer la recuperación tisular (de los tejidos) tras grandes esfuerzos, entrenamientos de fuerza o competiciones.

Recomendamos los siguientes usos:

Antes del entrenamiento: una barrita entre 40 minutos y una hora antes, porque el organismo tendrá el tiempo suficiente para asimilar correctamente estos nutrientes y lograr un mayor rendimiento debido a que la fatiga se retrasará y el riesgo de lesión muscular disminuirá.
Después del entrenamiento: una barrita durante los siguientes 30 minutos al finalizar la sesión de entrenamiento.
Después de la competición: una barrita por hora durante las dos horas siguientes después de una competición.
Para una recuperación extra: una barrita en el desayuno el día posterior a un entrenamiento extenuante, de larga duración o una competición.

No obstante, y si el objetivo es un aumento de la ingesta proteica, las Neo-protein se pueden utilizar también a modo de “snack” ingiriendo una cada 5-6 horas.

Dado que las NEO Bar se centran en la recuperación muscular y de tejidos, se recomienda su combinación con productos con alto aporte en hidratos de carbono como las Endurance Bar, Evo Bar o las Energy Drinks de la misma marca para recargar los depósitos de glucógeno muscular y optimizar el proceso global de recuperación.

1 COMENTARIO

Deja un comentario