Rigoberto Uran vuelve a empezar

0
9
vistas

En la revista a fichajes de alto rango, el otro día hablamos de Porte, ahora centramos el tiro sobre Rigoberto Uran, un corredor por el que no hace mucho ya demostramos aprecio y cariño, pues con todo lo que mueve, implica y habla, se lo ha ganado holgadamente,

Uran está, nunca mejor dicho, en el otoño de su periplo por el Etixx. Dentro de los no pocos movimientos que envuelven la estructura de Lefevere, que se desprende de Kiatwko y Cav, la baja de Uran es la más coherente por cuanto los ciclistas con aspiraciones en las generales de la grandes vueltas no han sido el fuerte de la estructura belga. De esta guisa, Uran, que este año ano ha olido las plazas importantes en las vueltas de tres semanas, se sigue agarrando a los Giros que concluyó segundo, uno tras NIbali y el otro tras Nairo, para creer que puede ganar una gran vuelta.

Al margen del principal problema que en su día le apuntamos, que siempre tiene uno mejor y que siendo bueno, no es el número uno en nada en concreto, la apuesta del Etixx por sus vueltas no se podía medir a la que el equipo de Lefevere hacía en las clásicas. Así Uran recala en el Garmin de Vaughters, un bloque que pierde sus dos mejores ciclistas históricos, Dan Martin y Ryder Hesjedal, pero que mantienen la esencia de grandes días de ciclismo escritos desde el trabajo colectivo y grupal.

Es decir que Uran, a sus podios en el Giro, a su vocecita interior que le dice seguir intentándolo en las grandes, le suma ahora sí un equipo que parece dispuesto a apoyarle en la medida que él apuesta por retos al alcance de muy pocos. Y hace muy bien.

Para el colombiano será además una forma de volver a empezar tras un año torcido en lo deportivo en el que su victoria, en el último momento, en Quebec adereza un poco la papeleta. Y es que hablando de carreras de un día, atención, porque a la apuesta sempiterna por el Giro, Uran será hombre a tener en cuenta en los Juegos Olímpicos, donde defiende la plata que conquistó hace casi cuatro años en Londres.

Imagen tomada de www.cromos.com.co

Deja un comentario