El rincón de los libros ciclistas (y III)

0
16
vistas

Entre toda la pila que pude agarrar con las dos manos y dejarlos en el suelo, reparé en uno que en su día me atrajo mucho la atención: “Plomo en los bolsillos”, de Ander Izagirre, en el que explica diferentes anécdotas sobre el mundo del ciclismo en el Tour, y el título, genial, provenía de una frase que pronunció Pelissier  ante las dificultades que afrontaban los corredores.

Otro que andaba por allí destrozado, era un bonito relato cuyo protagonista fumaba, bebía y pesaba 126 kg y que al morir sus padres, decide atravesar el país en bici. Su título: “Una historia en bicicleta”, de Ron McLarty.

Las pilas de la linterna se agotaron. Eché mano de la luz de mi móvil. Afuera, por la hora que era, estaría a punto de oscurecer y aquel sitio me producía escalofríos. Tenía que marchar ya. Oía ruidos por todos lados y ratas que se atravesaban a mi paso. Aún me dio tiempo de echar mano de otro libro, una de las muchas biografías de ciclistas que poseía en mi colección de libros. Se trataba de “Joane Somarriba. Sacrificio y gloria de la mejor ciclista española”, autobiografía de la ciclista vizcaína y en colaboración con Jon Rivas, nos explicaba su trayectoria, comparable a la de Miguel Indurain, que consiguiera que el ciclismo femenino dejara de ser un desconocido en nuestro país.

Con una gran pena, tuve que dejar allí todas aquellas biografías. Libros como “Vicente Trueba, la pulga de Torrelavega”, de Ángel Leida, “Loroño, símbolo del ciclismo vasco”, de J.A. Díaz, “Marino Lejarreta, la fuerza de la sencillez”, de Ramón Etxezarreta o “Alberto Fernández, el último romántico” de Juan Oses. De este mismo autor contaba con varios libros: “Bernardo Ruiz, genio y figura, una pica en el Tour”, “Julio Jiménez, el halcón de las murallas”, la biografía de Angelino Soler o la de Miquel Poblet, “La flecha amarilla” o los recordados “Indurain: una pasión templada” de Javier García Sánchez, “El Rey Miguel”, de Christian Laborde, “A golpe de pedal”, de nuestro querido Perico Delgado, texto recogido y ordenado por Julián Redondo, “Mis glorias y memorias” de Julián Berrendero o “Mariano Cañardo, un “cabo” del ciclismo español”, por Francisco Cano, con prólogo de Ramón Torres.

No había tiempo para más. Cada vez escuchaba más ruidos extraños y eché a correr. Subí las escaleras como enloquecido, pero al llegar arriba la trampilla estaba cerrada. No pude abrirla. Me asusté y me dispuse a buscar otra salida. Con la poca luz que me quedaba y desplazándome atropelladamente, llegué a lo que parecía un largo y oscuro túnel sin salida. Le di unos golpes a la linterna a ver si reaccionaba. Funcionó lo suficiente para comprobar con estupefacción la visión de miles y miles de esqueletos sentados o tumbados en el suelo. Todos tenían algo en común: entre sus manos tenían un libro, o parte  de lo que quedaba de los mismos. Tomé el que yo había escogido y con resignación me senté. Con los ojos empañados por lágrimas, me dispuse a leerlo hasta que se apagase la poca luz que quedaba en mi móvil y el silencio me sumergiera en un intenso olor a muerte.

Si queréis ver la primera parte 

Si queréis ver la segunda parte

Por Jordi Escrihuela

INFO

Mikel Kolino en el Camino de Santiago “non stop” de Mikel Azparren

El próximo 16 de agosto Mikel Azparren se pondrá en marcha desde Roncesvalles a las cuatro de la tarde para intentar llegar al umbral de la Plaza del Obradoiro justo 24 horas después. El reto mayúsculo implica además de un terrible esfuerzo en ese tramo de 756 kilómetros ingentes entrenamientos previos que podéis seguir aquí.

Esta no será la primera vez que Azparren tome esta ruta con tan alta ambición pues ya la completó en 24 horas y 56 minutos sin parar y tras un momento complicado en la Cruz de Hierro, justo cuando la ruta abandona la Maragatería para introducirse en el Bierzo.

Azparren montará un par de bicicletas Orbea y vestirá la indumentaria Q36.5.

Mikel Kolino será uno de sus acompañantes junto a diversos auxiliares y un juez que esperemos pueda certificar tamaño desafío.

Deja un comentario