Rivalidades que dividieron países: Coppi vs Bartali

0
3
vistas

La Italia de postguerra fue terreno de pillaje: un amasijo de ruinas que cabía reconstruir con algo más que intentar joder al de al lado para mantenerte a flote. Esa gente presa del hambre y las ganas de algo mejor tenía  necesidad de referencias y el ciclismo se las dio. Uno de esos iconos ya estaba vigente bastante antes de la segunda contienda mundial. Era Gino Bartali, un frondoso toscano, duro y fuerte, rudo, contundente pero piadoso, muy piadoso. Su religiosidad fue transversal, alcanzó desde las clases bajas a las acomodadas. En una sociedad que creció con un profundo sentimiento cristiano, este moreno toscano fue hilo conductor y vaso comunicante entre gente de muy diferente pelaje.

En junio de 1938, recién finalizado el Giro de Italia, Benito Mussolini, obsesionado con hacer de sus éxitos fruto del fascismo, empujó a que Bartali representara a Italia en el inminente Tour de Francia. “Si no va él, ¿quién mejor?”. Bartali fue y ganó y lo volvió a ganar diez años después, en una rara efeméride que sólo él protagonizó y por medio, con la Segunda Guerra Mundial de telón de fondo, salvó judíos cuyos nombres transportaba ocultos en el cuadro de su bicicleta.

Pero hubo un día, en la antesala de la gran conflagración, en junio de 1939, que, en el Giro del Piemonte, se cruzó un escuálido ciclista nacido en la Liguria, esa tierra que vive el ocaso de la San Remo. Su nombre era el de Fausto Coppi. Su tez afilada, pelo como engominado y mirada profunda que enamora. Rasgos míticos. Coppi, de origen también campesino, como Bartali, ganó el Giro de 1940 con una serie de maniobras que se entendieron desde el lado del “Piadoso” como poco claras. El furor que acompañó la entrada de Coppi en la Arena de Milán, mientras Alemania invadía Francia, acabó de convencer a Bartali de que aquí, en este ciclista que el propio Constance Girardendo avalaba, tenía algo más que un rival.

Pasaron los años y la guerra concluyó dejando un país al borde del colapso. La rivalidad Coppi vs Bartali dio material hasta para novelas y filmes. En la Milán-San Remo de 1946 Fausto Coppi firmaba una jornada antológica. Ganaba una carrera tras 147 kilómetros escapado. A Bartali esta exhibición le sentó como una patada en el estómago.

Se encontraban frente al espejo las dos Italias. Por un lado Bartali, religioso, creyente, modesto, sacrificado, ancestral. En el otro, opuesto, Coppi, moderno, avispado, carente de supersticiones, amante del método y de la ciencia, compitió por inspiración pero sabedor de que sus piernas estaban perfiladas y amasadas para ganar, para machacar. Uno anclaba a Italia al pasado, a la superstición y el esfuerzo supremo, el otro miraba al futuro, innovaba.

Los métodos de Coppi fueron revolucionarios, hasta donde la historia nos permite saber. Lo fueron tanto que ese masajista ciego llamado Cabanna, el alma de Coppi, siempre fue mirado con recelo y puesto en cuestión por Bartali. “Miraré cada uno de sus frascos, saber qué llevan y qué contienen” afirmaba el piadoso en secreto. Bartali no quiso recibir besos de azafatas, Coppi mantuvo relaciones adulteras con la llamada Dama blanca. Dos mundos, distintos, ufanos, sideralmente separados que sin embargo dieron a Italia un periodo de prosperidad ciclista jamás igualado. Ganaron ocho Giros, cuatro Tours y sesenta grandes premios de la montaña. Enormes e irrepetibles, su aureola, ahora que gusta tanto recordar batallitas, sigue intacta.

Si quieres ver otra rivalidad que marcó época, Bahamontes vs Loroño, puedes clicar aquí.

Imagen tomada de poptale.blogspot.com

INFO

La Fruit Power será la barrita del Giro de Italia

Tenemos el placer de presentar la barrita oficial de la carrera: la nueva Fruit Power, una barrita técnica compuesta por hasta un 65% de trocitos de fruta fresca + crispies de arroz que deshacen en la boca y se asimilan a la perfección. Una garantía para el ciclista y para cualquier deportista que quiera energía natural y de larga duración que se suma al lanzamiento la semana pasada de Nature’s Power, la nueva barrita de cereales de Multipower.

Deja un comentario