Roberto Heras y el ciclismo en continua revisión

1
2
vistas

“Rogamos señor Denis Menchov se pase por no sé dónde, siete años después, a devolver maillot, entonces dorado, que le sirvió para investirse ganador de la Vuelta Ciclista a España en la edición del año 2005. No olvide el vidriado trofeo”

Ante esta absurda nota, hipotética pero plausible, el ciclismo asiste a otro episodio de juguete roto. No quiero decir que a un nuevo clavo en su ataúd porque este deporte lleva en el filo tantísimo tiempo que ya nada nos asusta para lanzar a tal conclusión. Sin embargo, el episodio vuelve a ser dantesco. Roberto Heras siete años después debe figurar de nuevo en el palmarés de la Vuelta a España. Otro borrón.

Y no es cuestión baladí. En la rectificación, Heras puede quedarse nuevamente como ganador único de cuatro ediciones de la Vuelta a España en un registro que le sitúa por encima de su más inmediato perseguidor: Tony Rominger. El récord de una de las tres grandes vueltas aparece y desaparece, como el Guadiana. Hace poco Lance Armstrong fue destronado de sus siete Tours, emergieron los cuatro grandes (de Anquetil a Indurain), ahora su antiguo equipier, Roberto Heras, se rehace con su tetracampeonato.

El cenagal de cortes, competencias, leyes y administraciones ha roto en Valladolid para acabar dándole la razón al de Béjar. Instalado en Barcelona desde hace tiempo, uno se da cuenta de lo embarrado de todo, cuando habla con gente profana en el tema. Rodando por las lomas de Collserola, esa sierra que cerca la ciudad condal, allí donde nos hemos cruzado con Roberto Heras en sus entrenamientos, argumentamos a nuestros compañeros de carrera la situación del ciclista. “Total si el segundo, tercero y cuarto irían igual o peor” nos espetan, así en toda la cara. ¿Qué les dices?, pues resumes: “La vida es muy complicada y el ciclismo, más”.

No olvidemos que desde la fecha, y como un nudo más en el caso, a Roberto Heras se le fichó en la Operación Puerto. A día de hoy, Heras es tricampeón de la Vuelta, porque, si no he entendido mal, la UCI debe inscribirle de puño y letra en el palmarés de la carrera. El fallo llega además con el precinto del laboratorio madrileño que arrojó su positivo. Por medio el importe del premio le será ingresado al corredor –un pellizco del calvo de la Navidad, podríamos suponer. Total, otro culebrón.

Hace poco se rearbitró la final de lanzamiento de peso de Atenas 2004 recayendo la medalla de bronce en manos del leonés del Páramo, Manuel Martínez, porque el original poseedor del oro dio positivo. Entonces ya nos pareció increíble. ¿Es de recibo que estas situaciones se enquisten de tal manera?.  Como el plumazo sobre los siete Tours de Lance Armstrong. Quienes tienen cierta potestad debería ver que esto así no puede seguir, que si rearbitramos, hacia la eternidad,  llegaríamos a examinar si la manzana de Eva era Golden, Royal Gala o Fuji. Y si a ello llegáramos, tampoco nos quedaríamos tranquilos.

Foto tomada de http://www.diariocordoba.com

“El masaje trabaja activando la circulación de los fluidos, acelerando la eliminación de residuos, toxinas y otros materiales de desecho, así como aumentando la oxigenación del músculo” Jordi Solano Masaje Deportivo 

1 COMENTARIO

  1. Al margen de que fuera culpable o no, a mi me parece que Roberto Heras y todos o "casi" todos los ciclistas implicados en la Operación Puerto, no han sido tratados como otros corredores a los que se acusó de doparse, cumplieron sanción… regresaron, ganaron un Giro o un campeonato del mundo. Hipocresia pura y dura.
    Que siete años después le devuelvan el triunfo de la Vuelta a España, con el caso Armstrong en marcha … fuera de lugar.

Deja un comentario