Connect with us

Sagan marca la complejidad de los monumentos

Ciclistas

Sagan marca la complejidad de los monumentos

Tiempo de lectura:2 Minutos

Acertar es lo complicado y como bien dicen la suerte siempre te pilla trabajando. Ayer, cuando calmábamos la ansiedad que nos generó el tremendo desenlace de San Remo, lanzamos algún comentario sobre la dificultad que encuentra Peter Sagan a la hora de rematar en los monumentos, esas carreras que muchos ansían, pocos ganan y menos repiten.

Peter Sagan tiene un palmarés excelso, camino ya de las 100 victorias, ha corrido un buen puñado de clásicas del máximo nivel, pero su casillero luce escaso. “Una victoria en estas carreras es muy poco para su calidad” leí y no puedo estar más de acuerdo. Sagan le da, muchas veces, al ciclismo mucho más de lo que éste le devuelve, pero no creo que se arrepienta ni deba hacerlo, pues lo cierto es que lo que hace cada vez que se ajusta un dorsal a la espalda es ser coherente consigo mismo y con su forma de hacer, generoso, quizá, entregado, mucho, pero es que nació así, con sangre caliente.

Valoramos muchas veces si Sagan se entrega demasiado, si no le saldría más a cuenta guardar y dejar pasar más a otros, pero no es sencillo. Primero que los ciclistas cuando están en carrera no le dan tantas vueltas al coco, van más por instinto y aunque a veces les veamos cerebrales, que alguno hay, no son más que impulsos los que les mueven, en ocasiones acertadamente en otras no.

Sagan tiene que arriesgar porque que no parece tener la punta de velocidad de antaño, por eso su ataque en el Poggio creo que no puede sorprender a la audiencia, más cuando veíamos un buen grupo de velocistas aguantando por encima de sus posiblidades, pero aguantando, en el grupo principal. Lo que Sagan ha debido perder de chispa en las llegadas, lo ha mejorado en potencia, con ataques como el de ayer, en el umbral de los 290 kilómetros, demostraciones rodadoras, como el año pasado en Flandes, y descensos que rozan lo insensato. Luego que tire o no es lo de siempre, con él los adversarios se guardarán algo pues lo contrario sería un suicidio.

Sagan muchas veces ha sacado y rematado el córner. El año pasado en Wevelgem por ejemplo, o en Flandes mismo. No se escondió y tuvo premio, otras veces le han levantado la cartera y además corredores que precisamente no son especuladores, como Van Avermaet y Kwiatkwoski, aunque estos parecen manejar algo mejor los esfuerzos cuando tienen delante a Sagan.

A veces la figura del eslovaco obnubila tanto que cualquier comentario, cualquier crítica que se le haga, es mal encajada por esos seguidores que se declaran incondicionales. A mí la verdad me gusta la valentía y me gusta que se premie con el triunfo, por eso me alegré cuando ganó Flandes el año pasado o las etapas del Tour, porque era perenne, un personaje fijo en la fotografía de cada etapa, y eso es impagable, pero también veo que en los monumentos tiene un techo, que seguramente rompa, pero lo tiene.

Sagan dijo estar contento por haber dado espectáculo, supongo que será un consuelo verbalizado hacia los demás, porque un depredador como él, nunca podría estar contento con una segunda plaza. El discurso del espectáculo también es mucho de su excompañero Alberto Contador, y no deja de ser la venda para la herida. Cuando lo das todo no tienes nada que reprocharte, sin embargo cuando a eso le añades de la victoria, es que sencillamente te sientes completo.

Con todo, en Peter Sagan vemos lo complicadísimos que son los monumentos, unas carreras que puedes no ganar en tu vida, aunque piques a la puerta cada año, o que ganas una vez y nunca más. En los terrenos en los que Sagan machaca en cualquier otra carrera, no ocurre lo mismo en un monumento, salvo Flandes el año pasado. Veremos qué hace en los dos próximos que han de venir, el mentado Flandes más Roubaix. Yo no sé si Sagan será el próximo en ganar las cinco clásicas más prestigiosas, lo que sí sé es que si lo logra, habrá tenido un mérito enorme, porque la dificultad como veis es extrema.

Imagen tomada del FB de Milano-Sanremo

INFO

Conoce la costa de Levante desde la casa del ciclista

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Ciclistas

Patrocinado

Inicio