Connect with us

Sergio Garrote:  el objetivo no se acaba en Tokio 2020

Sergio Garrote JoanSeguidor

Mundo Bicicleta

Sergio Garrote:  el objetivo no se acaba en Tokio 2020

Sergio Garrote:  el objetivo no se acaba en Tokio 2020

Tiempo de lectura:2 Minutos

Con Sergio Garrote conocemos el milagro que el ciclismo hace en muchas personas

En el camino a los Juegos Paralímpicos de Tokio, en menos de dos años, Sergio Garrote busca compañeros de viaje.

El ciclista de handbike es uno de los grandes aspirantes a colgarse una medalla, pero el camino no es sencillo.

Sergio Garrote invita a subirse al tren del esfuerzo e ilusión sin límites, un tren cuyo horizonte divisa la cita paralímpica como el gran momento para un deportista de su nivel.

Y este camino, empresas o entidades pueden sumar en el esfuerzo de un deportista que destila todos aquellos valores que hacen fuerte una organización: esfuerzo, sacrificio, constancia y un trabajo coral, donde entran en juego sus colaboradores.

Sergio Garrote se postula como el embajador perfecto para empresas que quieren distinguirse por estar al lado de deportistas que sin estar en los grandes focos son capaces de generar historias que rozan lo imposible.

No son deportistas de multitudes, pero su camino ha superado y supera tantas dificultades que es imposible no simpatizar con su gran objetivo: estar en Tokio 202 con todas las garantías de colgarse una medalla.

Un sueño que fue un sueño, pero que hoy “amenaza” con hacerse realidad.

Endura SK-SC

Sergio Garrote JoanSeguidor

Pero ¿quién es Sergio Garrote?

Me llamo Sergio Garrote Muñoz y soy paraciclista en la modalidad de ciclismo de brazo o handbike

Padezco una lesión medular tetrapléjica derivada de un accidente laboral en el 2001. 

Anteriormente, practicaba ciclismo como aficionado, pero a raíz de mi accidente mi mundo con la bicicleta desapareció. 

Eso fue hasta el año 2014. 

Durante los primeros años después de mi lesión, cursé estudios universitarios y probé en diferentes deportes, pero no lograba entusiasmarme. 

Pero como digo, en 2014, descubrí las handbikes, bicicletas adaptadas al pedaleo con los brazos. 

Dejé los estudios universitarios que en ese momento estaba realizando para iniciarme en la practica deportiva del ciclismo adaptado.

A finales del año 2015 en búsqueda de un club que me pudiese abrir ficha federativa para poder competir en ciclismo adaptado, me atreví a descolgar el teléfono para llamar al que es para mí el mejor club de Catalunya y de España con escuela de ciclismo, el Club Ciclista Sant Boi. 

Una llamada que jamás podré olvidar, cuando al otro lado del teléfono se encontraba el que es mi entrenador, el presidente del club y la persona de mi mayor confianza y amigo en mi mundo del ciclismo, Jesús Ruiz.  

A raíz de aquella llamada, el club ciclista Sant Boi me acogió como un ciclista más de competición en la modalidad de ciclismo adaptado, demostrando su gran capacidad y ejemplarizante nivel de inclusión en el ciclismo. 

Gracias a Jesús he encontrado mi segunda oportunidad en la vida con el ciclismo, hasta llegar al alto nivel deportivo. 

Esta comunión entre mi entrenador Jesús, club y yo, va mas allá de la estricta competición y en el momento en el que en un futuro muy lejano la competición decida que haya de dejarlo, espero poder disfrutar de las futuras generaciones ciclistas desde la escuela de ciclismo en sus distintas categorías.  

Un Club Ciclista Sant Boi al que considero mi casa.

Mis inicios con la handbike no iban mas allá de la simple practica deportiva en búsqueda de una mejora calidad en la salud personal.

El paso a la competición lo sitúo en mi incorporación al club ciclista Sant Boi en la temporada 2016, y aunque con anterioridad las cosas no me habían ido mal a nivel de competición nacional con victorias en copas de España y campeonatos de España. 

El punto de inflexión llegó el 2016, año en el que realicé un campeonato europeo de handbike en Italia, siendo segundo por detrás del campeón del mundo. 

Aquella competición llamó la atención del seleccionador nacional Félix García Casas. 

Me llamó por primera vez para una copa del mundo en Bilbao, donde logré dos medallas de plata en fondo y contrarreloj individual siendo debutante. 

 

Publicada por Sergio Garrote Handbiker Sergio en Domingo, 26 de agosto de 2018

Estaba haciendo historia del ciclismo adaptado español en la modalidad de handbike. 

Desde entonces he ido asiduamente con la selección, logrando medallas en pruebas internacionales de copa y campeonatos del Mundo. 

Ahora el objetivo está puesto en las próximas paralimpiadas de Tokio 2020.

Allí quiero encontrarme entre los tres mejores corredores del mundo.

Cada detalle de la gama Émonda by Trek, desde el diseño del cuadro hasta la elección de cada componente en cada modelo, persigue el mismo objetivo: fabricar la gama de carretera de serie más ligera del mercado.

Tokio 2020: Evidentemente como deportista es el súmmum, lo mas grande a lo que puedes aspirar  

Llegar a esos juegos y con opciones de medalla puede parecer un sueño, pero es el objetivo. 

Nos quedan muchos kilómetros de entrenamientos y no pocas carreras internacionales. 

Como ciclista que me siento, “Ciclista con distintas capacidades”, alzarse con un titulo de campeón del mundo y lograr el arcoíris es el sueño más cercano en la actualidad, y considero que sería un gran subidón de moral para afrontar unos Juegos Paralímicos con posibilidad de medalla.

Continuar leyendo
Te puede interesar...
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Mundo Bicicleta

Patrocinado

Inicio