Si cae Lance Armstrong, debe caer todo

8
5
vistas

Elucubremos, sí elucubremos. Veamos. A Lance Armstrong le han lanzado la última andana por el testimonio de un personaje tan de fiar como Tyler Hamilton. Se pone en cuarentena todo su prestigio, como si no lo estuviera ya, e incluso ésta se prolonga a su técnico y mano derecha Johan Bruyneel, y por ende a muchos de los corredores que han pasado por sus manos, que no son pocos ni anónimos. La justicia americana dicen funciona mejor que la nuestra, no lo dudo. Allí percibimos que muchas veces quien la hace la paga, no como aquí, pero el tema de Armstrong desprende tufo denso.

Siempre en el disparadero
No cabe duda quien más quien menos, no pondría la mano por Lance Armstrong, ni por él ni por nadie. Pero elucubremos. Hace pocos días Pat Mac Quaid lanzaba esta prerrogativa: “El pelotón actual está muy lejos de la época del EPO”.¿Declaraciones casuales o premonitorias?. ¿Disponía de eso que se llama información privilegiada?. Mucha casualidad para ser tal. En estas esferas no jodamos, las cosas no se dicen porque sí. Cada palabra entiende de un objetivo. Con Lance compitiendo de triatleta, qué dura es la monótona vida del millonario, la UCI olvida cuando pidió al americano que volviera, que qué le costaba hacerle sombra a Alberto Contador para alimentar un duelo de leyenda pero artificial, pues a todas luces el madrileño pasaba la mano al americano en cada cuesta.
Sigamos. El cerebral Johan Bruyneel se ha manifestado muy nervioso últimamente. No era para menos, su equipo estaba firmado una temporada lastimosa, y no hay visos de enderezarla en el corto plazo. Una campaña tan memorable en lo precario como aquella que culminó el Discovery cuando Armstrong dijo que ya tenía bastante. Rara vez hemos visto al técnico belga perder los papeles y dar “headlines” como en las últimas semanas, ni siquiera en circunstancias especiales, como aquella extraña trama de equipo que compitió en el Tour 2009 con Armstrong y Contador saltando chispas. Ni siquiera entonces Bruyneel se complicó con sentencias.
Luego llegó Andy Shcleck para darle más forma al puzle. Una retirada a tiempo habrá pensado el pequeño de los hermanos. No va al Tour y lo anuncia seis horas antes del último amarre de USADA contra Armstrong. No sé, todo muy raro. Y como me comentaban ayer por twitter qué decir de la no inclusión de Chris Horner.
Con no sé cuántos procesos abiertos y cerrados, con no sé cuántos testigos de todo pelaje, todos ellos al servicio del tejano en algún u otro momento, la verdad es que la justicia americana emplea un talante que desearíamos aquí para los muchos casos de dopaje que han quedado entreabiertos. Hechos que nos han convertido el hazmerreír mundial cuando no privarnos de los Juegos Olímpicos. Ello no oculta por eso el tremendo desbarajuste que deja entrever tal maraña de aperturas y cierres de casos.
Como dijo la gerente del FMI, la Lagarde, sobre las reformas españolas “se han pasado de frenada”, en ciclismo realizamos el mismo ejercicio de falsa transparencia pues acabamos metiendo los zorros en el gallinero para dejarlo peor que antes.
Sea cuál sea el resultado, deshacer los siete Tours de Armstrong, siete años después de cosechar el último y pasados trece de iniciar la serie, justo ahora, sería de locos. Sí, sencillamente de locos, una acción que si somos justos convendría extender a la totalidad de la historia del ciclismo, paso de hablar de otros deportes, pues de lloriquear estoy cansado. Que se revuelvan en sus tumbas Anquetil, Coppi, Ocaña,… Descongelar muestras, tomar tejidos capilares de ciclistas, remover Roma con Santiago y rescribir la historia de este deporte que a veces no sabemos porqué nos sigue gustando tanto. 

Publicidad

8 COMENTARIOS

  1. en todas los ámbitos de la vida existen los tramposos. Si mezclas la naturaleza tramposa de muchas personas con un deporte de gran desgaste físico como es el ciclismo… el resultado es doping. Imposible de evitar. De todas formas, aunque parezca lo contrario, quizá haya ahora menos doping que antes, porque cuantos controles se realizaron desde el 1900 (por poner una fecha de los inicios) hasta los escándalos de los años noventa?

  2. Totalmente de acuerdo con el articulo.Despues de siete años desde el ultimo tour de Armstrong ponerse a sacarle mierda…algo hay detras de todo esto…Y respecto a la foto,toda una falta de respeto hacia los ciclistas.¿A que va ahi? A salir por la television para decir al mundo:Aqui estoy soy el mas gracioso.Aunque no creo que se de cuenta que muchos creemos que es el mas gilipollas

Deja un comentario