Simoni, sí, también mea fuera del tiesto

1
43
vistas

Giovanni Visconti defenderá su desnaturalizado maillot de campeón italiano en una carrera  “de unos 250 kilómetros muy dura que, disputada a mediados de junio, es una incitación al dopaje. Creo que la Federación debería reflexionar sobre esto”. Estas palabras son las que www.biciciclismo.com ha publicado en boca de Gilberto Simoni durante el acto de presentación de este evento que en Italia desde luego es como un mundialito anual, en su territorio gestionando quien será tricolore el año siguiente. Y eso en el país dirigido por Monti no es cuestión baladí.

Tiene gracia que sea el bicampeón del Giro de Italia quien haga estas soflamas dos años después de retirarse en el escenario de la Arena de Verona. Simoni fue un ciclista extraordinario, un gran escalador, quizá sólo eclipsado por el propio Marco Pantani en sus primeros años, pero con el tiempo un fondista de enorme calibre. Sin embargo él y su generación (Casagrande, Garzelli, Rebellin, Frigo,…) deberían ser prudentes cuando opinen sobre temas de dopaje. Si no me equivoco todos los mentados en una u otra ocasión han sido lastrados por el mismo y las suyas no eran carreras objetivamente cortas, más bien todo lo contrario, se distinguieron por ser enormes fondistas, incluso Simoni, si no llega a ser por Paolo Lanfranchi, podría haber ganado todo un Mundial, sí, el de Lisboa, el que acabó siendo el segundo de Freire.
Sin embargo Simoni aireó en el acto de presentación de la “Settimana Tricolore” la misma ignorancia que seguro encendió sus iras años atrás cuando la adivinaba en otros. Veamos, decir que una carrera de 250 kilómetros incita al dopaje es descarrilar el atractivo del 90% de las clásicas que estamos a punto de disfrutar, aunque hayan pasado varios años sin triunfos transalpinos en las mismas. Luego tenemos el absurdo dilema de que a más kilómetros más dopaje. Olvidamos con frecuencia que el dopaje no es patrimonio de la cantidad y sí quizá de la calidad de los esfuerzos y también de la conciencia de un colectivo. Que el positivo más famoso de la historia fue en unos cien metros lisos con autoría de Ben Jonshon y que además en el país del CONI sería temerario pensar en el éxito de la trampa, más cuando, como España, Italia está siendo muy sondeada en cuestiones de dopaje, sobretodo porque una generación entera de este hermoso país con forma de bota se ha ido al garete por tamaños abusos.
Llegados a este punto de la película que un ciclista que es ex, desde hace menos de dos años, agite la mierda de esta manera, la espolvoree como cualquier miembro de la UCI en pos no se sabe de qué, habla bien a las claras de que ciertos hechos están tan arraigados en el ciclismo, “como el clavo a la rueda” que dijo Pedro J, que la solución lejos está de hallarse. El dopaje, además de ser actor, es objeto de reproche. Y es que, muchos seguimos preguntándonos, ¿qué hemos hecho para merecer tal casta?
No quiero dejar la ocasión para recordaros este mensaje de los amigos de Desde la Cuneta

Ya podéis leer el número 6 de Desde la Cuneta, revista digital y gratuita. Este mes incluye una amplia entrevista a Alejandro Valverde, a los escaladores de Euskaltel Antón y Nieve, todos los detalles sobre la Vuelta 2012, especial altimetrías sobre Pradell y los colosos catalanes y las Árdenas, cicloturismo, femenino, entrenamiento, material, humor… Con las opiniones de De Santos, Matxin, Zaballa y Anguita.

Todo esto y mucho más lo puedes encontrar gratis en www.revistadesdelacuneta.com  

Fotografia tomada de www.movistarteam.com

1 COMENTARIO

Deja un comentario