¿Sólo médicos forman la rama española del caso Armstrong?

0
4
vistas

Abundante y cuantiosa información corre estos días por las ediciones digitales de nuestra querida y alcanforada prensa. Habrá tiempo para analizar reacciones con perspectiva. Incluso ya se aventuran a decir que Lance Armstrong será borrado del palmarés del Tour, cuando su director ha hablado en condicional. “Si la UCI sanciona nosotros cargamos”.

Despieces personales dedicados a cada uno de los damnificados por el bombazo sobre la testa de Lance Armstrong son otra de la línea argumental abierta. US Postal, que presumía de ser una torre de Babel, movía ramificaciones por doquier. Ahora que todo salta por los aires oímos testimonios de estadounidenses hundidos en el fango, de Mathew White desposeído del título de director del Orica y Johan Bruyneel expulsado del Radio Shack.

Pero ¿este retrato es fidedigno?. En parte, pues a ello también se suman confesiones, recibos, conversaciones y otros retales de una mafia hecha equipo, a la luz de lo que se vierte en la acusación. Incluso se carga sobre tres personajes, dos médicos y un “palomo”, los tres españoles.

Entonces ¿la trama hispana en este embrollo arranca y finaliza con ellos?. Yo diría que no. Se omite, quiero pensar de forma involuntaria, la convivencia de varios ciclistas españoles en todo este lodazal. De Asturias nadie respira de Chechu Rubiera -se le atribuye un pago al Dr. Ferrari y poco más- y Benjamín Noval, desde Jaén no oímos comentarios del “Triqui” Beltrán, ni tampoco de Salamanca escuchamos alusiones a Roberto Heras.

Huelga decir que la misma prensa que en casos más enrevesados han cargado con ariete flamígero sobre la numantina resistencia de algunos ciclistas, que por cosas mucho menos evidentes fueron machados, ahora corre un tupido velo sobre la fiel y leal guardia pretoriana española que Lance Armstrong tuvo en su reinado. Obviar a estas alturas la importancia de Rubiera en la labor para el tejano es de suma miopía, cuando no de mala intención. Ídem de los otros tres, principalmente de Heras en 2002 y Beltrán en 2003.

Concluyo por eso que esto no es nada contra con los cuatro ciclistas que han estado al servicio del americano. Pero la evidencia, de ser tan abrumadora cuando se trata de hundir a Armstrong, pasa a escurridiza cuando implica a ciclistas españoles. Si Andreu, Hamilton, Landis, Hincapie & cia están hasta el cuello como parece, es complicado creer que Rubiera, Heras, Beltrán y Noval no lo estén ¿No creen?.

Foto tomada de http://www.cronometroenmarcha.com

Deja un comentario