Connect with us

Clásica de Puertos de Somiedo: el ciclismo como una vez fue

puertos de Somiedo JoanSeguidor

Destacado

Clásica de Puertos de Somiedo: el ciclismo como una vez fue

Clásica de Puertos de Somiedo: el ciclismo como una vez fue

Tiempo de lectura:3 Minutos

La V Clásica de los Puertos de Somiedo se celebra el 25 de agosto con 120 kilómetros y 3300 metros de desnivel

Decir Somiedo basta, es Parque Natural desde el 1988 ,y recientemente, reserva de la Biosfera. No words.

Por ejemplo es uno de los pocos lugares donde todavía quedan osos pardos que se pueden disfrutar en determinados meses del año.

Cuenta con muchas zonas prácticamente vírgenes y pueblos en los que no ha entrado la civilización, todo combinado con la capital del Concejo, que es Pola de Somiedo, donde tenemos todos los servicios que una persona pueda necesitar.

Somiedo, el paraíso para los ciclistas

Carreteras solitarias, paisajes de ensueño, valles moldeados por las nieves que perviven semanas…

Por todo eso, y mucho más, Somiedo es un paraíso para las dos ruedas, aparte de todos los caminos, senderos y montes para la bicicleta de montaña, hay unos grandes puertos de montaña, magníficas curvas de herradura y preciosos hayedos, que hacen posible etapas como la Clásica Puertos de Somiedo, un lugar muy “ciclista”, que ha empezado a ser descubierto por muchos.

Puertos de Somiedo - maillot JoanSeguidor

La Clásica Puertos de Somiedo nació hace cinco años de la mano del Club Mountain Bike Somiedo.

Todo surgió de un grupo de amigos con ganas de que todo el mundo tuviera la oportunidad de recorrer y visitar este concejo.

El recorrido ofrece cuatro altos de montaña encadenados en 120 kilómetros.

Podríamos decir que es una etapa en miniatura de una Vuelta a España cualquiera.

puertos de Somiedo - cuesta JoanSeguidor

La llegada en el Alto de la Farrapona – Lagos de Somiedo ofrece a todo cicloturista la oportunidad de acabar en un puerto donde se han decidido dos Vueltas a España, nada menos.

En la Farrapona Alberto Contador dio cuenta de nada menos que de Chris Froome, quien había probado al ganador de la Vuelta de 2014 varias veces durante la cima astur.

Antes Reim Taaramae ganó en esta cima una etapa de la Vuelta de 2011, el día que muchos daban por gran favorito a Bradley Wiggins sin esperar a lo que ocurriera con Juanjo Cobo en el Angiru.

Antes de la Farrapona, Somiedo

Antes de nada, se sube el Puerto de Somiedo, un primera categoría nada más salir de Pola de Somiedo.

Es una ascensión de doce kilómetros muy entretenida en general y dura en sus primeros y dos últimos kilómetros. P

ara llegar al alto, en la localidad de Santa María del Puerto, a 1486 metros habremos pasado por unas cuantas zetas donde podemos ver los lo que nos queda en todo momento.

Luego llega el Puerto de Ventana, de tercera categoría, un puerto muy tendido que llega a 1587 metros y que tiene como particularidad el descenso hacía San Martin de Teverga, tras veinte kilómetros, uno de los pueblos más bonitos de la zona.

Ese tramo se desarrolla en gran parte por dentro de un hayedo, que nos deslumbrará de belleza entre curva y contracurva.

San Lorenzo, la estrella de Somiedo

A continuación el plato fuerte: el Alto de San Lorenzo, un primera categoría, el puerto más duro de la marcha y uno de los más duros de la zona norte de España.

Sus últimos cinco kilómetros no bajan del 12%, y para más dificultad, la subida transcurre por una carretera abierta donde suele pegar bastante el sol.

El puerto final es el Alto La Farrapona- Lagos de Somiedo, de categoría especial, nos lleva a más de 1700 metros tras una subida de casi 19 kilómetros de subida, de ellos los últimos siete son los más duros, no bajan en ningún momento del 9%.

En los 3km finales tenemos una sucesión de curvas muy bonita para todo ciclista.

Puertos Somiedo - sidra JoanSeguidor

En meta sidra y bollos preñados de buen chorizo esperan como el mejor avituallamiento del mundo, la cima a una jornada de paisajes, dureza y olores ancestrales en una zona donde el mundanal ruido no es ruido, es belleza en el silencio, la quietud y la calma.

Pocos pero muy buenos en Somiedo

Como no puede ser de otra manera, esta marcha ofrece unos paisajes preciosos y unos puertos que hacen que el cicloturista tenga que exprimirse en un evento que podríamos calificar de familiar, pues no hay más de 400 ciclistas.

Aquí todos los participantes pueden llevarse un premio.

El día de antes realizamos un sorteo de regalos según el puesto en que finalicen la marcha. Incluso el último en hacerlo se lleva un recuerdo especial.

Que no os asuste la dureza del itinerario, tenemos dispuesto un recorrido alternativo que evita que el cicloturista deba acabar en el alto de La Farrapona, por si no le apetece o no se encuentra bien.

Esta gente incluso también se llevará un diploma de recuerdo.

Imagen tomada de www.fotoscarreras.com

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Destacado

Patrocinado

Inicio