Connect with us

Sylvain Chavanel siempre estuvo

Ciclistas

Sylvain Chavanel siempre estuvo

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo

Si hubiera un grano de mostaza se llamaría Sylvain Chavanel. 38 años y ahí está.

El ciclismo francés es hoy esa bola de nieve que cayendo por la ladera ha engordado y alcanzado volumen. Tienen de todo, en todos los frentes, buenos velocistas, un ciclista que me encanta, como Arnaud Démare, que tira muros cada poco, tienen escaladores top, el inequívoco Thibaut Pinot, y su hombre Tour a un paso del hervor definitivo, Romain Bardet. Pero la chavalería viene fuerte, con David Gaudu ahí, en punta de lanza.

Endura LDB Di17

Ahora tienen de todo, y bueno. Algo que a este lado de los Pirineos se extrañaría porque muy sobrados no andamos.

Pero hubo un tiempo que los franceses no rascaban bola, no hace tanto de ello. Fueron años de travesía en el desierto. Entonces como ahora ya rodaba Sylvain Chavanel, el corredor que ahora mismo suena para marcar un récord absoluto: 18 Tours de Francia seguidos.

Desde 2001, de forma ininterrumpida. Coincidiendo cada participación con la unidad del año, y así hasta el 2018. Cada mes de julio Sylvain Chavanel ha tenido trabajo, ha estado ahí, y no de comparsa, dando el nivel de un corredor que creo que nunca ha salido para dar menos del 110%.

Dice Chavanel que el tema no está en ser único en la estadística –dejaría atrás a O´Grady, Hincapie y Voigt- que la clave reside en ser competitivo, y es que lo es. Cuando Lilian Calmejane ganaba este verano en Station des Rousses, recordamos que aquí, en el cogollo del Jura, siete años antes había ganado su profesor Sylvain.

Porque con Chavanel, Calmejane aprenderá oficio, saber estar, darlo todo y nunca salir por salir.

Hubo un día que en Francia, ávidos de recuperar la corona en su Tour, marcaron en Sylvain Chavanel su hombre para ganar. No dio la medida, porque para ganar el Tour cuentan cuatro o cinco corredores por edición, pero se rehizo en todos los frentes y acumula un curioso palmarés, con tres etapas en la Grande Boucle, e incluso el maillot amarillo en esos años, los que van del 2008 al 2011, que iba como un tiro en todo lo que tomaba parte.

Excelente croner, sigue siendo competitivo, décimo en Marsella, en la crono final del Tour, e incluso metido en alguna escapada. Chavanel tiene la medida de la eterna juventud y siempre está.

Lo que realmente nos disgusta es que no tenga esa victoria emblema, ese estandarte que todo gran nombre merece, lo pudo tener aquel Tour de Flandes de 2011, una carrera increíble, todos mirando a Fabian Cancellara, que sigue sorteando acusaciones, y Sylvain por delante abriendo camino, nadando en el mar de colinas flamencas, siendo el único en aguantar al desatado suizo y cayendo en el sprint con Nick Nuyens.

Ese día Sylvain Chavanel supo que hay trenes que pasan sólo una vez.

Imagen tomada de Team Direct Energie

INFO

Conoce la oferta de Hoteles RH para el ciclista

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo
Clic para comentar

Deja un comentario

Más en Ciclistas

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio