¿Por qué hay tantos haters de la bicicleta?

0
3
vistas

Hace unas semanas, en este mismo cuaderno de mi amigo Iván, escribí unas palabras en contra de aquellos ciclista que incumplen las normas de tráfico y van a su antojo, preguntándome qué debería hacer yo, si hago lo que hay que hacer, cuando les ves dando un ejemplo tan pésimo. Sorprendentemente el texto tuvo repercusión, mucho más de lo que yo me esperaba, sobre todo porque muchos opinaban como yo, aunque debo reconocer que una cantidad de gente que intercambió tuits respecto a ese texto eran fans de las cuatro ruedas. Lo que quiero recalcar es que yo no estoy en contra de los ciclistas. Ese “ataque” en forma de texto se ciñe a los que no cumplen las normas para que la bici sea un vehículo más.

Hoy sin embargo me voy al otro lado, al de los conductores, porque como ciclista diario que soy, también me toca convivir con ellos, y muchas veces “sufrirlos”. Y quiero centrarme en una pregunta: ¿Por qué hay un tanto por ciento de conductores que odian a los ciclistas? Ahora mismo ese colectivo es un peligro para los ciclistas y el resto de actores de la vía pública e incluso para ellos mismos.

Cierto es que por suerte, no es la mayoría pero como en muchas cosas del día a día, lo malo suele resaltar sobre lo bueno. ¿En qué me baso para pensar esto? En la cuenta de twitter de la Guardia Civil y en las zonas de comentarios de los diarios on line de este país.

2

Los primeros, cada vez que sueltan un tuit de respeto al ciclista, metro y medio y demás, le sigue un aluvión de comentarios de conductores, en su mayoría. La reacción es abrumadora. Empiezan con lo básico que nos saltamos las normas y eso y en este punto por desgracia les doy la razón, pero a día de hoy de todos los compañeros que han perdido la vida en atropellos de coches, ninguno fue por saltarse un semáforo.

Luego están los que dicen que debemos llevar papeles en la bici, pagar impuestos, seguros, matricula, rueda de repuesto y al paso que vamos hasta triángulo de emergencias. He llegado a leer que hay gente que se encuentra ciclistas bajando puertos en dirección contraria. Debe de ser curioso que esta gente no sepa porqué pagan x impuestos por sus vehículos a motor. Si seguís cualquier hilo de esos tuits de la Guardia Civil veréis esa parte de odio que nos tienen a los de las bicis.

El otro caso que me lleva a escribir este texto es tras el último terrible atropello a dos ciclistas en Zaragoza por parte de un señor que doblaba la tasa de alcohol permitida y que hacía unos kilómetroshabía provocando otro incidente. En los diarios on line donde salió publicada tan triste noticia, la mayoría de los comentarios (y no eran pocos) eran del tipo: A saber cómo irían los ciclistas, como siempre charlando entre ellos. No deberían ir por la carretera.

Otros comentarios decían que doblar la tasa de alcohol no es para tanto y que eso son cuatro cañas. Podría seguir con los comentarios odiosos de esta gente pero sería remover más porquería. El caso, y es lo que más me asusta, es que este gente aún siendo minoritaria, para mí es la más peligrosa, ya que cuando se encuentran a un ciclista, no piensan en que encima de la bici va una vida, interpretan que no debemos estar ahí, bajan la guardia y por ahí pueden empezar las distracciones.

Imagen tomada de bicimaritima.wordpress.com

INFO

Cómo montar una cinta de manillar

Deja un comentario