Los matices del número uno del Movistar Team

También te podría interesar...

  • Pingback: Los matices del número 1 del Movistar - Ciclo21()

  • Josep Àngel Mumbrú-Colomé

    La crítica sobre como se conduce Movistar tiene puntos con los que es fácil estar de acuerdo y que además son una tradición en la manera de competir de este equipo (conservadurismo se le llema aquí, pero puede pensarse también que es cabeza fría, serenidad e inteligencia; así ganaron 5 tours consecutivos), pero otros que considero se contradicen. Si la Clásica de San Sebastián o etapa de Vuelta sirven para formar parte del botín que hace que 2008 sea el mejor año de Valverde, luego estas dos mismas victorias no pueden ser consideradas de poca importancia para valorar el año de Movistar.
    En cualquier caso, terminar el año como primero de la clasificación por equipos nunca tiene que ser equivalente a ser considerado de manera directa como el mejor equipo. Simplemente, es el más regular, el que más puntos ha conseguido. De manera individual Purito ha terminado varios ejercicios como el número de la UCI y no podemos considerar que sea (ni haya sido en estas temporadas) el mejor ciclista del mundo. Esto ya sucedió hace muchos años con Sean Kelly, que durante varias temporadas consecutivas finalizó como número uno del mundo y sin embargo no ganó nunca un Tour, un Giro ni siquiera un mundial (a pesar de sus condiciones idóneas para ello, pero sin equipo nacional potente). La Vuelta 1988, en gran parte ganada gracias a bonificaciones, no era suficiente a todas luces.
    Lo que si quiero valorar de Movistar es que ha superado la peor crisis del ciclismo español que ha diezmado un potente pelotón como era el nuestro y lo ha dejado en un segundo nivel. Solo esta escuadra, nacida en el profesionalismo en 1980 y publicitada por Reynolds, ha logrado estar durante 35 años consecutivos siempre entre las mejores del mundo. Unos años con potencial ganador de Tour y otros no. Pero siempre ha estado arriba. Ahora liderada por un Valverde que declina muy lentamente y con un Quintana que sube muy rápido. Primero con Echávarri, después con Unzué, esta estructura navarra es la mejor que ha conocido jamás el ciclismo español. ¿Y como “juega”? Pues a la contra, con mucha frialdad y de un modo impropio en la historia del ciclismo español, que represantaban más los equipos de Pino, Carrasco o Mínguez.
    Lamento la extensión. Pero considero que el Movistar actual es la pared maestra del ciclismo español desde hace décadas. Superior al Kas ya hace bastante tiempo.
    Atentamente, Josep.

  • Pingback: La vida sigue igual en Movistar - Ciclo21()