El golpe de teatro

0
2
vistas

Ante un público numerosísimo apostado al borde de la carretera, tuvo lugar la penúltima etapa de esta Vuelta, que ha acaparado en esta edición una atención fuera de lo normal dada su emotividad e incertidumbre de que ha hecho gala en esta jornada alucinante en la que se debieron salvar cuatro valiosos puertos de alta montaña, calificados de primera categoría. Fue toda ella una agotadora etapa que hizo sufrir a los ciclistas en una ronda española que ha tenido una dureza particularmente específica, un día tras otro.

Aunque concluirá hoy la prueba, en Madrid, un acontecimiento rutero que nos ha tenido ocupados en el curso de estas tres semanas, nadie pondrá en duda que el corredor transalpino Fabio Aru, gracias a su floreciente actuación como escalador, y, además, al contar con la eficaz ayuda desplegada en todo momento por los peones de su equipo, el Astana, haciendo alusión concreta con más atención al ciclista vasco Mikel Landa, su mano derecha en los momentos difíciles que indudablemente se han vivido. Aru, a sus 25 años, es más que seguro, salvo accidente, que se proclame en definitiva como el vencedor absoluto de la mencionada carrera por etapas.

Por otra parte, es una buena noticia que el catalán Joaquim Rodríguez, el hombre de Parets o conocido comúnmente como “Purito”, haya logrado conquistar el segundo puesto en la tabla de la general, superando por poco al polaco Rafal Majka, otra sorpresa en ciernes que habrá que aquilatar cara al futuro.

Finalmente, antes de concluir este comentario, merece mención especial el alicantino de Ibi, Rubén Plaza (35 años), un veterano de la bicicleta y buen contrarrelojista, que estuvo en vanguardia a lo largo de 140 kilómetros; es decir, en la mayor parte del recorrido de la citada etapa, pedaleando acompañado, y, más tarde, sólo cara al viento. Una victoria que pudo culminar en solitario y con éxito en la localidad de Cercedilla, con una ventaja superior al minuto sobre el portugués José Gonçalves y el italiano Alessandro De Marchi, que no lograron contrarrestar su valiente escapada.

Por Gerardo Fuster

Publicidad

Deja un comentario