Temas: Gastone Nencini

0

Roger Rivière lo hizo todo deprisa

Años cincuenta, inicios de los sesenta: la “belle époque”. Ciclistas que eran figuras de cera, cincelados a capricho, admirados, queridos, deseados. Jacques Anquetil, todo clase, cara afilada, tez de niño. Henry Darrigade, alto, fuerte, guapete. Estragos en los corazones de las azafatas y las seguidoras. Raphael Geminiani, un tío de los de antes, corpulento, moreno, racial. Y Roger Rivière, otro que tal, un ciclista casado con el éxito y la fama. Desde muy joven ganando, desde muy pronto siendo el… Continuar leyendo [+]