Temas: Jens Debusschere

1 0

La luz belga

No son días fáciles en Bélgica, un país que no es otro cualquiera para quienes amamos el ciclismo. Su tricolor negro, amarillo y rojo es emblema, auténtica franquicia del paraíso ciclista, su bandera flamenca, no hablemos, incluso el gallo valón. Es un país de nacionalidades tan distanciadas que su sola concepción del ciclismo les define. Flandes, rural, vecinal, íntima, como los espesos adoquinados húmedos y rebosantes de musgo, dividiendo campas horadadas por las guerras mundiales. Valonia, afrancesada, cosmopolita, con su… Continuar leyendo [+]