Temas: Marco Pantani

0

Su majestad el Agnello

En junio de 1994 el Giro de Italia caminaba magullado por las emociones de los Dolomitas. Berzin, en rosa, había pasado las pruebas más duras, correr casi en solitario frente a Miguel Indurain, el doble y triple ganador de Giro y Tour, y Marco Pantani, el paradójico escalador romagnolo, que no subía volaba y casi tan liso como la alopecia que engañaba sobre su edad. El asalto a los Alpes se hizo por Cuneo, otra de las grandes villas piamontesas,… Continuar leyendo [+]
0

Dejad tranquilo a Pantani

El otro día, durante la presentación de la Volta a Catalunya, sentado discretamente al fondo de la sala de las ruedas de prensa de la Generalitat, un periodista me preguntó qué pensaba del tema de Pantani. Largué la respuesta rápido y sin titubeo: “Es algo a lo que ni siquiera le he prestado atención, parece como si alguien, transparente, quisiera tenerlo ahí, vivo y coleando, pero he oído tanto desde que murió, que la verdad estoy perdido”. Y ahí quedó… Continuar leyendo [+]
0

El día que Indurain se cobró a Pantani

En 1994 el ciclismo mundial asistía a varios actos simultáneos. Mientras Miguel Indurain, navarro él, parecía francés porque era algo así como el Rey Sol, en el Giro de Italia que vio la revolución de la chavalería, encabezada por el indescifrable Berzin, explotó un tal Marco Pantani. Entonces ilusionaban, hoy vemos las cosas muy diferentes. Fue en dos jornadas dolomíticas, primero en Merano y luego en Aprica, en una de las mejores etapas jamás vista, donde un joven con poco… Continuar leyendo [+]
0

El mundial que cambió nuestras vidas

Duitama es una ciudad del corazón de Boyacá, la región colombiana que alumbra ciclistas como Nairo Quintana. Hasta allí, a 2500 metros sobre el nivel del mar, se fueron los Campeonatos del Mundo de 1995. Fue una tarde-noche de octubre en España, mediodía allí, exactamente igual que en Richmond. Aquellos se consideraron uno de los Mundiales más duros de la historia. La vertiginosa altitud del lugar se unía a una subida llamada el Cogollo que superada muchas veces fue un… Continuar leyendo [+]
0

Los dobletes parecen imposibles en el ciclismo moderno

Recuerdo cuando, hace unos años escribiendo una guía de la Vuelta a España, Víctor Cordero, anterior jefe de la carrera, me hablaba de los efectos que la entrada de ASO tendría en la Vuelta a España. Hablaba de proyección internacional, de patrocinios compartidos con el Tour,… todas esas cosas que ahora son patentes y otras que el entonces responsable no contó pero que vemos, como que la Vuelta se ha convertido en muchas cosas el banco de pruebas de cosas… Continuar leyendo [+]
1

El Mortirolo como prueba de limpieza

Existe en el ciclismo una conciencia invisible, que no se plasma en papeles, ni reglas oficiales, pero que sí se transmite verbalmente, incluso hoy en día por redes sociales. Esa conciencia se materializa en un hecho, el comparar la velocidad de las ascensiones entre épocas para demostrar que este pelotón va más o menos limpio que el de antaño. Ocurrió ayer en el Mortirolo, uno de esos puertos que son TT por delante de los propios ciclistas y que se… Continuar leyendo [+]
1

El intacto amor por Marco Pantani

Hace unos días finalicé la lectura de un fenomenal libro que cuenta la historia, en primera persona, de Bradley Wiggins. Estos días apuro la primera parte de novela que Jorge Quintana acaba de publicar y espero en lo sucesivo ponerme con la biografía de Marco Pantani, escrita por Matt Rendell titulada “The death of Marco Pantani” -La muerte de Marco Pantani– y que tiene una pinta extraordinaria por esas cosas que hacen los anglosajones de documentar hasta las trancas cualquier… Continuar leyendo [+]
0

El fantasma que persigue a Abraham Olano

Este jueves corrió por twitter un polvorín de felicitaciones para Abraham Olano. 45 años cumplió el guipuzcoano. Curiosamente cada felicitación, cada retweet que sonaba en el espacio, tenía una respuesta, una retahíla que quienes vivimos la época del tolosarra nos recuerda a la de entonces. Miembro de la generación del setenta, Olano fue posiblemente el mejor de esa hornada. Coincidió con Eugeni Berzin, ejemplo de devaneo de grandeza acompañado por la total desaparición, el vacío. Hoy vemos al ruso vendiendo… Continuar leyendo [+]