Temas: Michael Rasmussen

0

Los asesinos del Aubisque

Históricamente el Col de l´ Aubisque no ha estado en el imaginario colectivo como sí ocurre con otros vecinos, como el célebre Tourmalet. Sin embargo la cima que acogerá la etapa reina de la próxima Vuelta a España es más que centenaria y su frecuencia en el Tour le hace acreedor de la fama y estatus de Ventoux, Alpe d´Huez o el mentado Tourmalet. A pesar de esta relativa “discreción”, el Aubisque encierra historias realmente increíbles y curiosas. La de… Continuar leyendo [+]
0

Réquiem por Rabobank

El banco neerlandés de Rabobank ya ha puesto fecha de caducidad a su salida del ciclismo. 2017 es la marca que maneja una entidad que ha sido fiel a este deporte durante casi veinte años, tomando la estructura que en su día nos descubriera la cerveza sin alcohol de Buckler –míticos aquellos prólogos de Jelle Nidjam-, y que anteriormente se llamó Superconflex antes de ser Wordperfect y Novell, en 1995, el equipo de Djamolidine Abdoujaparov. Veinte años de presencia íntimamente… Continuar leyendo [+]
0

Cadel Evans lo deja sin nada que reprocharse

En Ponferrada, la semana de Mundiales, Cadel Evans anunció que deja el ciclismo. Aunque la nieblilla de la competición y la actualidad de misma arrinconaron su anuncio que paradójicamente ha ocupado mucho menos espacio y atención que la retirada de Jens Voigt con el show de la hora incluido. Cadel Evans ha sido un ciclista muy machacado pero aquí siempre le hemos admirado por dar lo que tenía. Poseedor de uno de los estilos más discutibles sobre la bicicleta, su… Continuar leyendo [+]
Las raíces del ciclismo amenazan ruina 0

Las raíces del ciclismo amenazan ruina

Menudos días de confesiones y ajetreos. Nuestros deportistas metidos a autores amenazan con poner todo patas arriba. Rasmussen se une a la fiebre editorial y causa estragos. Tarea ingente tiene la renovada cúpula de la UCI con esta parentela. Ya se lo harán, no obstante, y aunque tomemos distancia, lo que sus errores o aciertos deparen nos afecta, y mucho, la salud del ciclismo va en ello. Estos días se habla de quién estará o no en el inminente World… Continuar leyendo [+]
Ser un tramposo es un jugoso negocio 0

Ser un tramposo es un jugoso negocio

Hoopika es un pequeño y simbólico enclave de Hawái. Su importancia reside en la cantidad de amantes del windsurf que acude cada año a sus playas. En invierno, dice la Wikipedia, sus olas son grandes y acogen importantes concursos entre los aficionados. Su nombre significa “hospitalidad” en el idioma local. Estos días por estos idílicos paisajes deambula Juan Antonio Flecha en su anunciado periplo hawaiano una vez concretó su retirada del ciclismo. Mientras en el resto del mundo poblado, el… Continuar leyendo [+]
Gracias, Michael Rasmussen 2

Gracias, Michael Rasmussen

No pocas cosas hemos dicho aquí sobre Michael Rasmussen. Casi ninguna buena. Nos ha parecido un interesado, un mentiroso, un oportunista y obviamente un tramposo. Por contra creemos que la forma en la que fue tratado en el Tour del que fue expulsado fue muy injusta, pues se le puso una alfombra roja de salida a una persona que con la ley en la mano no había hecho nada diferente al resto. Luego ha hecho esfuerzos para volver por diferentes… Continuar leyendo [+]
Cadel Evans, en su versión más cómoda 1

Cadel Evans, en su versión más cómoda

No es la primera vez que declaramos cierta admiración por Cadel Evans. Obviamente no es el ciclista más presto a dar espectáculo del pelotón. Su peculiar y agonístico estilo añadido a su perfil conservador en carrera le despierta muchas antipatías. No obstante su palmarés es pequeño pero rico, acorde con esa parquedad y motivación casi tibetanas que le mueven. Sin embargo y pesar de lo dicho Cadel Evans construye su discurso ciclista desde la honradez. Lo que muestra es lo… Continuar leyendo [+]
0

Con Rasmussen, cae un profesional de la mentira

La trampa y la mentira, argucias varias, y variadas, cincelan profesionales de las mismas. Personas que las tejen con cuidado y tesón, poniendo su mejor mimo y aporte personal. Una vez construida la falacia giran sobre ella, la retuercen y exprimen. Se proponen mantenerse a flote hasta que el cerco es insostenible. Cuando la evidencia les abruma sonríen, dijeron estar confundidos y muestran cierto alivio. “Ya no tendré que mentir más”, acaban manejando. Bueno. Bien. Esta historia nos la conocemos.… Continuar leyendo [+]