Temas: Milán-San Remo

1 0

El primer “campionissimo” fue Constance Girardengo

En la historia las leyendas corren de boca en boca, libro a libro, y hay cosas que por arraigadas se piensan que son ciertas o una verdad absoluta. La etiqueta de “campionissimo” convive con Fausto Coppi desde el mismo día que el genio piamontés se puso un maillot y sin embargo, la memoria, traicionera ella, se olvida del primer gran campeón italiano de la historia, el que marcó el camino y pisó sendas por las que nadie había caminado antes.… Continuar leyendo [+]
1 0

El motor era Cancellara

Yo no veo ciclismo para apurar teorías y alimentar conspiraciones, aunque sean en el terreno de lo personal, sobre si lo que estoy mirando va a pitar en una máquina o no, o sobre si hay gato encerrado o no. Por supuesto que hay gato encerrado, es algo que nunca dudo cuando disfruto frente a la tele si más pretensión que esa, la de disfrutar de un espectáculo que el ciclismo, el deporte más hermoso “per se” que pocas veces… Continuar leyendo [+]
1 1

Cuando las comparaciones son odiosas

Ciclismo nuevo vs ciclismo viejo lo llaman. Curiosamente, trasteando en Facebook he visto comparaciones entre los  desenlaces de la Strade Bianche y la Milán-San Remo cuando, en esencia es como comparar una pera con una manzana. No tienen nada que ver. A ver, es obvio que la carrera de las carreteras blancas del Chianti y la Toscana es atractiva de inicio, augura un buen cartel, tiene el paisaje, la tierra y la incertidumbre de la llegada final a Siena. Este… Continuar leyendo [+]
1 1

San Remo, la contracrónica

Se aguardaba con evidente interés el conocer tal como iba a ser el desarrollo de la clásica de apertura oficial de la temporada ciclista, la Milán-San Remo, una carrera que posee una muy fructífera y loable historia. Aún así, entre una cosa y otra, uno tiene la sensación de que la carrera ha perdido, por lo menos en esta 107ª edición, parte de su admirada identidad. Como conclusión final, en el último respiro, Arnaud Démare, superó aunque por escaso margen… Continuar leyendo [+]
1 0

Los extremos del poder colombiano

Valiente discusión se ha armado hoy camino de San Remo, cuando se corrió la certeza de algo que sólo dominan los estadísticos, que Carlos Betcancur debutaba con Movistar y corría su primera carrera desde el pasado Giro. Betancur, con una figura de discutible finura, debutando en la Milán-San Remo un hecho que se trenza con la ya de por sí curiosa apuesta del equipo azulón por el controvertido colombiano. El reguero de reacciones se sucedió y hasta el propio Eduardo… Continuar leyendo [+]
1 0

El caos se instaló en San Remo

Dicen, sin razón, que San Remo no es bonita, que es una carrera que se decide al sprint, que le falta dureza, color, emocion,… pero qué queréis que os diga, San Remo te pone como una moto, nervios, sal, pimienta y aceite, porque aceite hubo, no sé si en la calzada de meta, o en los capos, o en el Poggio, porque caídas han habido muchas, hasta en el último suspiro, cuando el fenómeno que es Gaviria, dos semanas después… Continuar leyendo [+]
1 1

La San Remo más dramática

Eugène Christophe consiguió una sonada victoria en la clásica italiana internacional, Milán-San Remo, en la temporada 1910. Venció destacado con nada menos una hora de ventaja sobre un tal Giovanni Cocchi, italiano. Se registró un valioso promedio de 23,330 kilómetros a la hora, una cota de gran mérito dado que la clásica transalpina se celebró bajo unas condiciones climatológicas terribles, con tormentas de lluvia, viento a remolinos e incluso nieve en la zona preponderante del monte Turchino. Basta resaltar que… Continuar leyendo [+]
3 0

“The Monuments men”, the movie

En menos de 48 horas tendremos nombre y apellido para el sucesor de John Degenkolb en San Remo, en la villa que es flor de la primavera en un de sus escarceos que la costa hace con un mediterráneo azul que siempre se deja querer. Nos piden pronósticos, vaticinios, pero sólo una cosa es obvia, el ganador no será el del año pasado porque se encuentra convaleciente de un terrible accidente. Sin Degenkolg, el número uno queda huérfano, como queda… Continuar leyendo [+]