Temas: Toscana 2013

La de Rui Costa no es una victoria de un chuparruedas 1

La de Rui Costa no es una victoria de un chuparruedas

Me resultaron curiosos algunos comentarios a raíz de Rui Costa. Desconozco cuál es la imagen y concepto que en el pelotón tienen del nuevo campeón del mundo. No es algo nuevo. Muchos recuerdan su afaire con Carlos Barredo hace unos años cuando acabaron a mamporros para poner inicio a esta antipatía hacia el portugués. No sé, la verdad, pero los silencios hablaron en muchos twitters cuando llegó el momento de reconocer el éxito del luso. Sin embargo en lo que… Continuar leyendo [+]
Un desastre mundial 3

Un desastre mundial

Florencia es la ciudad de los prodigios, cualquier acera que vires, cualquier callejuela que emboques, todo tiene algo que contare, algo que enseñarte. Hoy, esta tarde de domingo, nuestros ojos miraban hacia la maravilla toscana, pensábamos en quién sería nuestro Brunelleschi, nuestro Ghiberti, nuestro Donatello,… queríamos ver a los prohombres del ciclismo darnos una carrera del tamaño de Tony Martin el pasado miércoles y la vimos. Vaya si la vimos. Hoy el ciclismo ha sido de mayúsculas. Y la resaca… Continuar leyendo [+]
Muchos novios para la carrera más bonita del año 0

Muchos novios para la carrera más bonita del año

La coronación del campeón del mundo es el ceremonial más lacrimógeno del ciclismo. Responde a la más genuina lucha entre nacionalidades, en un momento además singular para el ciclismo que, atosigado por la crisis, deja aparcadas por siete horas las marcas comerciales. Es como volver al origen. A los Tours corridos por banderas y no emblemas. Y eso ocurre en un recorrido multicolor de banderas y enseñas patrias, en pelotones que son crisoles de mil escudos, en carreteras donde las… Continuar leyendo [+]
Una crono que es una obra de arte 1

Una crono que es una obra de arte

Cuando describo la tensión y calambres que recorre un ciclista en los momentos de frenesí deportivo, siempre recuerdo una imagen de la París-Roubaix de 1997. Llegaban los mejores al velódromo, era un grupo numeroso. En un momento Andrei Tchimil lo prueba. El buen velocista francés Frédéric Moncassin salió a por él.  Estuvieron un trecho, no recuerdo cuánto, quizá algún kilómetro, separados por escasos metros en una invisible tela, un punto de no retorno que finalmente no se rompió. Las imágenes… Continuar leyendo [+]