Tinkov se cobra todas las deudas de Riis

0
22
vistas

Ambiguo, si quieren poco preciso, el estatus de Bjarne Riis ahora mismo es el limbo, si bien parece que con pie y medio al otro lado de la línea. En 2013 surgió para dar la campanada cada vez que emitía un tweet Oleg Tinkov. El año pasado estuvo relativamente tranquilo porque su hombre fuerte, Alberto Contador, quedó bien ante la concurrencia: dejó el Tour por accidente y se rehizo en tiempo récord para ganar la Vuelta.

La apuesta del ruso para el año en curso fue un doble o nada. Obviamente ha sido perjudicado por la tremenda situación económica de su país, con una moneda en devaluación galopante, que ha secado los sumideros de turismo ruso hacia España por ejemplo. A este contexto se le unió el escandaloso desembolso económico que le impuso el fichaje de Peter Sagan e Ivan Basso más el mantenimiento del núcleo duro de su plantilla.

Demasiada pasta, muchas ilusiones, no sé si vagas, pero muchas, en un cuadro que desde luego necesita ganar desde el minuto uno. Para ser ruso parece una multinacional americana. Pensamos en un momento, quizá ingenuamente, que Peter Sagan estaba centrado en tareas mayores, es decir un monumento, pero a su jefe- pagador-director in pectore se le acabó la paciencia en el primer fracaso. Sagan ni inquiera pisó el podio de San Remo y estalló el capo. Matti Breschel fue hasta insultado -es un estúpido dijo su sutil mecenas- y Riis se cargó el muerto. Cierto es que si en Cannondale Sagan corría solo, en Tinkoff no le van a la zaga.

Sinceramente Riis ha sido un superviviente, nadar y nadar para morir en este estadio. Nunca nos hemos escondido al juzgarle. Era completamente increíble que este calvo que coqueteó con sangre cargada al 60%, aquello debió parecer crema de frambuesa, un dopado confeso, estuviera al frente de uno de los mejores equipos del mundo, hasta hace unos años como propietario de su licencia, desde hace menos como director primero.

A Riis hacía tiempo que se le tenía que ver lejos del ciclismo y no sé hasta qué punto se podía sostener su presencia -como la de otros- en este circo. Al final, como diría el “butano”, el tiempo quita y concede razones y Riis, como Bruyneel en su día, no lo tiene sencillo. Veremos en qué queda, y si el informe sobre dopaje que debe salir en Dinamarca tiene algo que ver, aunque sinceramente dudo que cualquier mierda sobre Riis pueda influir en el rubio magnate, para quien todo vale para ganar. De hecho en su equipo se hicieron con técnicos desechados por el Team Sky por su pasado.  Tinkov finalmente ha podido hacer hasta justicia en su sinrazón.

Al final del camino sigue el de siempre. En el sitio, lugar y forma equivocados. Alberto Contador, en plena preparación de su mayor reto deportivo, con unos resultados que aún no le refrendan, Nairo y Froome ya le han ganado, va y se queda sin su mayor valedor. Como tantas veces hemos dicho, no hay año tranquilo para Contador, si no es una cosa, es otra, pero este ciclista lleva diez años en la brecha y tantas casualidades no pueden ser eso, casualidades.

Imagen tomada de sporten.tv2.dk

INFO

Santa Fixie te explica cómo hacerlo 

2

Entra en los vídeos de “How to do it” y aprende rápidos y sencillos trucos para tener tu bicicleta a punto…

Deja un comentario