Tom Boonen, en puertas de algo sin precedentes

1
35
vistas

Lo sé, sinceramente lo sé. Hablo mucho de Tom Boonen últimamente. El tag “Tom Boonen” en web 2.0 es hoy uno de los más recurrentes, en mi blog también. El belga es para mí la sensación de lo que llevamos de temporada. Tras dos ejercicios invernando durante primavera, transmitiendo la sensación que había tocado techo, el buen ciclista del Omega es un competidor reinventado, renacido de sus cenizas, simplemente la pieza que echábamos en falta en las últimas temporadas.

Buscando entre las páginas de la historia
La razón de este nuevo post, a unas 48-72 horas del Tour de Flandes, es que el de Mol está cerca de conseguir una triple corona que hasta la fecha nadie nunca, nunca, ha logradoy sí conseguir ser pionero a estas alturas de la película tiene un grado de mérito pues grande, para qué nos vamos a engañar.
Haciendo un cambiazo como el que ha realizado la UCI instalando el Gran Premio E3 de Harelbeke en el máximo circuito, Tom Boonen puede sembrar una campaña flamenca impecable, que no perfecta, pues la perfección sería la cuádruple corona, si gana Flandes el próximo domingo. Una vez fue segundo en la Het Niuewsblad y ganador de Harelbeke y Wevelgem, a Tomeke le faltaría ese laurel en De Ronde para alcanzar un estatus, ganar tres grandes de Flandes el mismo año, que nadie ha osado traspasar en poco menos de 100 años de historia.
Porque Boonen ya está por defecto en un club formado, ahí es nada, por Jan Raas y Eddy Merckx. El triunfo el domingo le daría un escalón más, un punto sobre el que nadie se ha apoyado hasta la fecha. Expliquémonos con mayor tino. Jan Raas, mítico neerlandés de gafas, hombre récord de la Amstel, logró en 1981 ganar la Gante Wevelgem y la Het Volk, hoy Het Nieuwsblad, y concluyó tercero el Tour de Flandes. Merckx, pocos apéndices estadísticos se necesitan, sólo indicar que ganó todas las clásicas salvo la París-Tours, había logrado exactamente lo mismo en 1973. Ambos superclase se quedaron a puertas de ganar tres flamencas de gran escala el mismo año, Boonen esta temporada opta a tal privilegio, complejo, pero en su mano. Quizá la historia replique, irónicamente, que Vanmarcke le fastidiara el triunfo en la carrera que abre la campaña de clásicas, porque de haber ganado Tom, lo suyo sería sencillamente lo mejor de los tiempos. 

Publicidad

1 COMENTARIO

  1. Lo de Boonen es increíble, el mejor clasicómano sobre el pavé. Pero creo que ese triplete necesita Flandes, pues ganar Het Volk, E3 y G-W sin Flandes pues me parece que quedaría algo descafeinado. Seguro que será una competición espectacular la de mañana, no creo que se limite a un mano a mano Cancellara vs Boonen porque hay muchos buenos corredores en gran forma. Tengo mucho interés por ver cómo se desenvuelve Sagan.

Deja un comentario