Connect with us

#Top2019 Philippe Gilbert es el azote de la historia

Philippe Gilbert JoanSeguidor

Philippe Gilbert

#Top2019 Philippe Gilbert es el azote de la historia

#Top2019 Philippe Gilbert es el azote de la historia

Berria 2020 -gif

La gesta de Philippe Gilbert conecta el ciclismo actual con el de grandes mitos

MOV – Ciclobrava – Sea Otter 2020

 

Ciclista de culto dícese de ése que pasa el tiempo, las carreras, los nombres, los rivales y sigue ahí perenne, atemporal, fijos en la escena con el fondo movido: Phlippe Gilbert es uno de esos.

No hay muchos de estos en el pelotón, si nos apretáis el primero que saldría sería Vincenzo Nibali, quizá Alejandro Valverde, pero no le acabamos de ver en ese nivel, el murciano es que es un corredor de cantidad y calidad, no de lo segundo exclusivamente, como Gilbert, Philippe, el afilado valón que siempre guarda una bala, una pieza de colección, algo que nos llevaremos al recuerdo, cuando cada año pasemos revista a la campaña que languidece.

Y ahí está Philippe Gilbert, el eléctrico campeón que hace fortuna en Flandes, el corredor que parecía acomodado en su época de BMC, que se rehizo en Quick Step, y que en tres años de azul, recuperó las esencias de ese ciclista que prenda por cada movimiento que realiza, cada victoria que ejecuta.

Nacex te lleva la bicicleta en perfecto estado donde quieras 

No es sencillo, su bocamanga de arcoíris le delata, le marca ante la concurrencia.

El otro día Fernando Barceló nos contaba, «me reconocen en la calle por la etapa que le disputé a Gilbert».

El oscense podrá decir eso, cuando sondee fotos de aquí a un tiempo, buscando recuerdos, momentos de la carrera que tan dulcemente está construyendo.

Suunto 5 –  Summer img1

 

Correr contra Philippe Gilbert da prestigio, y quizá eso valga más que el palmarés reciente o lejano, porque ese caché que proporciona el afilado corredor afinando en la Costa Azul comprende todo: victorias, gestas, tardes épicas, ataques memorables y una colección de momentos que grapados en cualquier álbum de márgenes amarillos y folios consumidos por los años.

Y así, en el año impar Philippe Gilbert volvió a ser capo en el mejor equipo del mundo.

Hace dos aterrizó para volar en Flandes, la exhibición atemporal, desde la misma base de la capilla, alentado por Tom Boonen en persona.

El pasado dio un paso atrás, trabajó para el resto, contemporizó para victorias de compañeros y firmó un papel más gris para el público, pero valioso como hombre de equipo.

París-Roubaix: Philippe Gilbert es la leyenda que estamos viendo

Cruz SQR

 

Desde que postulara el «grand slam» de monumentos, nos ha tenido pendientes, sabedores que la gesta no era sencilla.

No tenía gran bagaje en Roubaix y San Remo para un tío de su perfil es una jodida lotería.

Sin embargo, ya tiene el logo de Roubaix en el palmares, un adoquín que seguro luce en el salón de los Gilbert, aristado, como en movimiento, en rotación, un premio mayúsculo a la determinación, a la valentía de no perder nunca la cara a la carrera, como aquel ciclista que FDJ atacaba y atacaba para morir en la orilla hasta que un día: Voilà.

Y así Gilbert entró en el mano a mano más brutal con Peter Sagan, hasta que al dorsal uno del velódromo mas celebérrimo del mundo se le encendieron las luces, en el Carrefour no, en el siguiente tramo.

Un de esos redondo que fraguó en compañía de uno que seguro dentro de poco será un coco de todo esto: Niels Politt.

Philippe Gilbert tuvo otra muesca, la etapa de Guadalajara y la locura…

Después de 17 años de carrera, nunca había hecho una etapa así. Va a ser una etapa histórica para la Vuelta. Han sido 220 kms de ataque. Muchos corredores de la general han caído en la trampa. Se han abierto huecos increíbles. Nosotros hemos metido a 7 de 8 corredores por delante. Estoy un poco decepcionado de que no haya podido ganas Stybar, aunque hasta a 600 metros de meta pensé que iba a ganar él. Lo habría hecho si Bennett no hubiese hecho ese movimientodijo tras zamparse 220 kilómetros en menos de cuatro horas y media.

No tuvo su Mundial, aquello fue el desaguisado belga, pero el año se cierra en calidad, la cantidad fue un tema del pasado, muy pasado, este Gilbert es de culto, muy de culto, y cuando veamos la San Remo, en tres-cuatro meses, nos acordaremos de él, y cuando hagamos cábalas para el veinte-veinte nos preguntaremos si tendrá los cinco monumentos en el palmarés, porque éste es un corredor de esos que no pasa de moda, queda bien con todo y para colmo: vuelve al Lotto, el equipo genuinamente belga.

Endura LDB Summer 2019
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook

Lo más popular

Categorías

Más en Philippe Gilbert

    Inicio