Tour #19- Bardet es admirable

0
7
vistas

Esperábamos que la decimonovena etapa del Tour, en la cual la caravana multicolor ciclista se adentraba en el departamento de Alta Saboya, afrontando una etapa de extremada dureza, en donde se subieron cuatro puertos de alta montaña que se hicieron notar, tendría un cierto significado como así demostró ser. Se produjo un vuelco importante en los primeros lugares de la clasificación general, con excepción del que hoy es el líder inamovible del Tour: el británico Chris Froome, que, dicho sea de paso, sufrió para no romper la tónica del día una inoportuna caída cuando restaban todavía una docena de kilómetros para cruzar la línea de meta, emplazada en cumbre del puerto de Saint-Gervais Mont Blanc/Le Bettex, situado a una altura de 1.372 metros de altura, calificado de primera categoría, con una decena de kilómetros de ascensión y una pendiente media del 8%, datos que evidenciaban de todas a todas un final muy selectivo.

Entre lluvia y caídas

Cabe puntualizar que el tiempo apareció inestable y en ciertos momentos arreció la lluvia, un inconveniente que afectó a varios ciclistas, que desafortunadamente cayeron sobre el resbaladizo asfalto, especialmente en los descensos que los hombres del pedal debieron de afrontar de una manera algo repetitiva. Tal alternativa o accidente recayó, por ejemplo, a los holandeses Tom Dumoulin, forzado al abandono, y Bauke Mollema, y, además, al australiano Richie Porte, entre varios otros no tan representativos en estos momentos trascendentes en que vive el Tour de Francia, a punto de concluir su periplo en París, este próximo domingo.

Mollema y Yates: la cruz

Adicionando esta aludida circunstancia climática, la carrera que nos ocupa se ha puesto al rojo vivo, repercutiendo negativamente en esta etapa de Saint-Gervais. Más concretamente nos hemos de referir al inglés Adam Yates y al holandés Bauke Mollema, que perdieron los sendos y ventajosos puestos que ocupaban en la tabla de la clasificación, lo cual constituía una alternativa inesperada para el gran público que seguía los acontecimientos de la prueba con inusitado interés. Figuraban en vigilia en dos lugares preferentes, que suponía conquistar automáticamente ascenso al podio, cosa que a la vista de los hechos acontecidos ahora ya no podrán tener razón de ser. Para Mollema, las ilusiones se esfumaron en esta decimonovena etapa, que ha traído más cola de lo que a primera vista parecía.Yates mantiene aún opciones.

Bardet y Quintana afianzan sus posibilidades

Los más beneficiados de la citada jornada fueron el ganador destacado de la etapa, el francés Romain Bardet y el colombiano Nairo Quintana, que parecía haber recuperado en algo el terreno perdido días pasados, sea en los Pirineos, sea en el Mont Ventoux o en las mismas etapas alpìnas. Los dos, los que son las cosas, han pasado a ocupar el segundo y tercer lugar en la clasificación general.

Deducimos que, por ahora, poseen serias opciones para conseguir el honor de pisar el podio, un galardón de prestigio muy perseguido en las competiciones de largo kilometraje. Todo se centra o está en saber si en la vigésima etapa, que finaliza en población de Morzine, etapa que reúne también una denodada severidad, será un acicate para seguir alterando estos primeros puestos que están en litigio o por todavía por confirmar de manera definitiva. El fallo está por dilucidar, por aclarar. Lo demás son cábalas u opiniones.

Rodríguez y Valverde se distinguen

Nunca está de más rendir un elogio a favor de los españoles Joaquim Rodríguez y Alejandro Valverde, que lograron cruzar la línea de llegada, copando el segundo y el tercer puesto, con 34 segundos de desventaja con respecto a Romain Bardet (25 años), digno vencedor, que registró un promedio de 34,5 kilómetros a la hora.

El joven corredor galo, todo hay que decirlo, ha ido superándose de menos a más a medida de que las etapas se adentraban en una configuración más complicada, con el peso de los kilómetros en las piernas de los esforzados participantes. Nació en la población de Brioude, perteneciente al departamento de Alto Loira, en la región de Auvernia, que decanta al centro sureste de nuestro país vecino. Figura como corredor de categoría profesional desde la temporada de 2012. Defiende los colores de la escuadra AG2R-La Mondiale.

Volviendo al tema de nuestros dos representantes, resulta que su actuación reciente les lleva a ocupar, por parte de Valverde, el séptimo lugar en la general, mientras que Rodríguez, pasa a ser el undécimo, puestos que nos reconfortan, aunque uno siempre desea acogerse a más. Es sencillo y hasta fácil afirmarlo así desde la barrera, cuando no se es protagonista. Ya se verá cómo concluirá nuestro conglomerado hispano en la ronda francesa.

Por Gerardo Fuster

INFO

Este jueves la Summer Cup de Bkool realizó el Reto Catlike con más de 30 ciclistas compitiendo sobre la ruta de la cronoescalada del Tour que habían realizado los profesionales sólo unas horas antes. El vencedor hizo un tiempo de 37:28, un registro realmente buenísimo.

Deja un comentario