Connect with us

Tour Colombia: con oro, sin paz

Tour Colombia JoanSeguidor

Opinión ciclista

Tour Colombia: con oro, sin paz

Tour Colombia: con oro, sin paz

SORTEO SEAOTTER

El Tour Colombia es el Oro y Paz con una nueva capa de barniz

Hemos leído cosas del nuevo Tour Colombia.

Si algo tienen los de la Federación de Ciclismo en Colombia es que husmean y saben olfatear el oro, siempre en beneficio propio.

Oro y Paz, así se llamaba la carrera por etapas que la Unión Ciclista Internacional les aprobó a finales del 2017, tras una interesante puja en donde Ovidio González a la cabeza de la Fedeciclismo bloqueó todos los intentos que hicieron algunos empresarios privados por montar una competencia de ciclismo de primer nivel en el país.

Atravesado como una vaca muerta en el camino, Ovidio consiguió que cualquier iniciativa privada debía pasar por el filtro de su Federación, o en otras palabras, que él tendría su tajada.


Tour Colombia, con la ambición de una grande

El Tour Colombia que debe de la Colombia Oro y Paz es una carrera que nace con las miras más altas.

El hueco que estos años había llenado San Luis, y hace poco San Juan, el Tour Colombia lo llena con intención de que la hegemonía colombiana en el ciclismo mundial se traslade a las organizaciones.

Dada también la lamentable situación de otros eventos, otrora grandes en la región.

Así no fallan los grandes colombianos, que es lo mismo que decir lo mejorcito del mundo.

De Gaviria a Nairo, pasando por Bernal, López, Urán, Sosa y ojo, Winner Anacona, el ganador de San Juan.

La gran estrella foránea es Chris Froome, un corredor de amor-odio en el lugar, que últimamente ha blanqueado mucho su imagen en el país.

Desde el Giro de Rigo a sus entrenamientos por el lugar.


Así nació Oro y Paz, una carrera cuya primera edición por las carreteras del Eje Cafetero y el Valle del Cauca tuvo un éxito rotundo y aplastante.

No habían venido las grandes estrellas del ciclismo mundial, pero estaban Nairo, Rigo, Henao, Bernal, Pantano, Gaviria todos rodando por el frente de la casa de millones de personas, algo imperdible para un público que se volcó en masa a las carreteras.

Ovidio además es buen político: en la Federación tiene metido a un ex general de la policía nacional (implicado, como no, en un escándalo de abuso sexual) y sabe ir de pedigüeño en las alcaldías municipales y las gobernaciones de los departamentos ofreciendo llegadas o salidas de etapa a cambio de millones de pesos.

Pero esta vez iba a lo grande: supo vender su nueva carrera según los vientos que soplaban y recibió un enorme patrocinio del gobierno saliente, el gobierno que apostó durante ocho años a pacificar el país a las buenas intentando acuerdos con todos los grupos alzados en armas.

El gobierno que firmó la paz con las FARC, esa guerrilla testaruda y beligerante que anduvo 53 años pegando tiros.

Por eso la carrera se bautizó con ese extraño nombre, Oro y Paz, es que si en los Países Bajos las válidas de ciclismo tienen nombre de cerveza, acá las cosas van de acuerdo a la historia patria: Oro, que no terminamos de saquear; Paz, que parece que llega pero no llega.

Ciclismo colombiano: ¿Es una mina de oro?

Y en la Fedeciclismo están felices.

Lograron que Chris Froome prometiera venir el año entrante a correr en la segunda edición, que se llevará a cabo en Medellín y el Oriente de Antioquia (sin duda un acierto total, por la gran afluencia de público y dinero que se verá correr), y consiguieron media docena de equipos de primer nivel que vendrán a disputar la prueba en febrero, imitando el éxito que alguna vez tuviera el Tour de San Luis en Argentina.

Caro Ferrer, la pequeña gran colombiana

Como no son bobos, ya le cambiaron el nombre a la carrera porque ahora los vientos que soplan son otros y el nuevo gobierno del presidente Iván Duque anda bien ocupado contando enanitos y desmontando los acuerdos con las FARC.

¿Paz?

¿Cuál paz?

Nada de Oro y Paz, ahora se llama Tour Colombia

O mejor dicho, nada de paz, que el oro es para Ovidio.

Imagen: FB Colombia UCI2.1

1 Comment

1 Comment

  1. Germán Tamayo López

    9 de febrero, 2019 at 22:28

    Así como le critiqué su comentario sobre el Team Medellín, esta vez le digo don Camilo que estoy totalmente de acuerdo con usted. Es más, me parece que fue muy blando con Ovidio, su comité de aplausos y los demás federativos. Es que al señor Gonzalez se le olvidó por completo que la principal labor de las federaciones deportivas es promover, difundir y controlar. El lucro viene después; el lucro para el deporte claro está, no el personal.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Opinión ciclista

Facebook

Lo más popular

Categorías

Inicio