Tour de Foie (I): Valonia es lugar para viejos

1
3
vistas

Hay sitios en el mundo donde el sol no calienta. Aunque brille, ilumine y alumbre la ruta, su fuerza es tibia, su golpe amortiguado. Valonia es uno de esos lugares. Por debajo de los 20 grados el primero de julio. En medio de sus densas praderas y sucesivas colinas, el pelotón se dio el primer baño de multitudes y experimentó sus primeros sustos. Un payo de una zona tenida por amante de este deporte asomó más de lo que debía para tomar una fotografía achuchando de tal manera que llegó la primera gran montonera. Luego el viento amagó con abanicar el pelotón. Tensión que se cortó con el filo.  
Bromeaban a 32 kilómetros de meta dos que han sido muchas veces compañeros. Jens Voigt con Stuart O´ Grady. Treinta años muy largos de sapiencia sobre la bicicleta. O´ Grady hace veinte fue campeón olímpico en Barcelona, de americana concretamente. Estos días les dice a sus chicos del recién nacido Orica cómo manejarse en la elite. Eso que él tiene por la mano pues aquí se vistió de amarillo hace diez. Por que Valonia no es lugar para jóvenes cuando las ganas se afilan y le juegan una mala pasada a cualquiera. Incluso a Hincapie, quien casi calza la cabalgada de a su líder Evans.
Pero hay jóvenes que parecen viejos, y Peter Sagan es uno de esos. Con menos de 48 horas en el Tour, una etapa. Precocidad total. Privilegiado en su tiempo. Adelantado a sus circunstancias y a las de Cancellara, ese brutote que hace felices a todos. Sagan, como Gerrans, ya le podría dar las gracias.  
“Tour de foie” será estos días una forma de aproximar la mejor carrera del mundo con acento y distintivo originales a como venimos viviéndolo, algo que el propio Joan Seguidor haría con brutal maestría. 
Si te ha gustado, que espero que sí, algo al menos, dale a alguna de esas pestañas de divertido, interesante,…

  • Bonito post!!El payo en cuestión la pudo liar, menos mal que parece que la cosas quedaron en susto o en "chapa y puntura" como suelen decir los ciclistas.Ya quisieran estar muchos jovenes como están Stuard O'Grady, Hincapie o Jens Voigt, al que incluso en pleno esfuerzo parece que siempre va con una sonrisa en la cara.