Tour de foie (VIII): Los sorteos premiados de Haimar Zubeldia

1
3
vistas

Fin de semana exquisito de ciclismo. En este Tour no sentimos el aliento de estafa que nos infringieron hace un año hasta que la carrera rompió en los Alpes. La segunda travesía de los Vosgos identificó el gafe que persigue a los ciclistas olímpicos españoles y dio el número ganador a la FDJ y su enorme perla Thibaut Pinot. El equipo lotero premiado con el gordo si bien con esta perla gozan de varios números en la mano. Por detrás Team Sky quizá forzó en exceso el tren viéndose desprovisto en los momentos cumbre de la jornada. No lo olvidemos quedan dos semanas, eso prácticamente no ha hecho más que empezar y un Tour da muchas vueltas y la forma de Vandenbroeck aún puede crecer.

El grupo selecto surgido en el Col de Croix, qué gran acierto el tránsito por estos puertos alejados de la leyenda de los grandes, tiraba a por Pinot con tres Radio Shack en su seno y Haimar Zubeldia como líder destacado. El de Usurbil es un tío en estado de gracia. Tocado por la fortuna que colectivamente ha esquivado a los españoles en esta edición , Haimar tiene el punto para hacer su Tour, nueve años después de haberse descubierto como una baza muy válida para la carrera.
Entonces el sabor de boca que nos dejó la acción a dúo Mayo & Zubeldia no acabó de culminarse como del guipuzcoano se esperaba. Reclamado por Lance Armstrong para el Astana hace tres años, ya se quedó asentado en el círculo más estrecho del tejano cuya valoración de la labor del vasco siempre ha sido alta. Zubeldia ha estado este tiempo ahí, latente, con buenas actuaciones en generales finales y ajeno al triunfo, es decir, como siempre.
Pero en este Tour, el destino sorteó papeletas que Zubeldia tenía marcadas. Haimar estuvo callado, al margen, en segundo plano. Vio como su entorno se degradaba, por lo que fuera. Andy eliminado por lesión, Bruyneel lejos de Francia por affaires judiciales. Luego Frank no dio la talla, y Kloden quemó su enésima oportunidad. Horner no ve más allá de las vueltas de una semana y el resto le está por debajo. ¿Resultado? Combinación ganadora. Premio gordo en un equipo de calibre multinacional que ahora creo debe, y puede liderar, con garantías plenas. Un momento para ver qué debe dar de sí ese mocetón curtido a la brisa del Cantábrico que creció prometiendo muy alto cuando se nivelaba vestido de naranja en la Dauphiné con Armstrong y ganaba esa gran carrera que hoy no y se llamada Bicicleta Vasca. Haimar lo tiene en su mano, que se lo crea, ese es el primer paso. 
Si te ha gustado, que espero que sí, algo al menos, dale a alguna de esas pestañas de divertido, interesante,…

Publicidad

1 COMENTARIO

  1. Las etapas del finde de este Tour, han sido de las de no moverse del sillón hasta que han acabado. Hoy he sentido una gran tristeza ante la caida de Samuel Sánchez, verle llorar me ha "partido el alma".Me alegro mucho por Haimar Zubeldia, esperemos que la suerte le siga acompañando y siga progresando hacia arriba; se lo merece y por supuesto que su equipo se lo valore y le apoye.

Deja un comentario