Connect with us

Tour de Francia #5, la contracrónica

Mundo Bicicleta

Tour de Francia #5, la contracrónica

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo

La caravana multicolor del Tour sigue rodando por la fructífera y agraciada superficie del norte de Francia. La etapa quinta con final en la ciudad histórica de Amiens, tal como era de esperar dada la configuración del recorrido que no ofrecía obstáculos o cuestas difíciles, no nos descubrió nada de nuevo, salvo la demostración de André Greipel en el último respiro de la jornada, en donde entraron en liza los arrojados velocistas, que tenían en sus piernas la oportunidad para vencer.

Volvió a dar en el clavo

Endura LDB Di17

El corredor germano volvió a las andadas imponiéndose con ligero margen a igual que lo había hecho en la segunda etapa. Se dio la circunstancia de que el adversario más directo volvió a ser el eslovaco Peter Sagan, otro reyezuelo amante del riesgo, que no acaba de redondear su acción tal como nos solía demostrar en el transcurso de las dos últimas temporadas.

La etapa en sí, hay que decirlo, fue más bien monótona, sin color ni vivacidad. No hubo prácticamente iniciativas que avivaran y rompieran la contienda, salvo el final anunciado. Los ciclistas debieron afrontar ráfagas de lluvia y en ocasiones un viento lateral insistente, salpicado con alguna que otra caída, la rutina diaria que ya nos tiene acostumbrados desgraciadamente.

Los atletas del pedal más cotizados de la prueba prefirieron mantenerse en un plan conservador. No valía la pena apurar fuerzas ante aquellas circunstancias adversas que machacaron el ambiente. Se llegó a la meta con el concurso de treinta y seis unidades para dirimir el triunfo definitivo. Por lo que se refiere a la clasificación general apenas hubo alteraciones de importancia. Todo quedó casi tal como estaba, con el alemán Tony Martin como líder inamovible.

Salpicaduras en el curso de la etapa

Quizá nos conviene afirmar la retirada obligada del francés Bouhanni por una caída que sufrió en la parte inicial de la etapa y que le afectó la muñeca. Por otra parte, mencionar también la fuga en solitario del francés Pierre Luc Perichon, un ciclista sin fama, apenas dado el pistoletazo de salida. Se permitió el lujo de pedalear sin ayuda de nadie por espacio de 90 kilómetros, lo cual no deja de ser un mérito que los aficionados agradecen.

¿Quién no recuerda a Julio Verne?

Nos viene el acudido de comentar aunque sea brevemente un eco anecdótico que vinculo con la aludida población de Amiens (140.000 habitantes), final de etapa, capital del departamento de Sonne y de la región de Picardia. Es este lugar un punto estratégico ante el importante nudo de comunicaciones que alberga el lugar. El centro de esta ciudad mantiene escrupulosamente sus vestigios antiguos. Da la sensación, paseándose por sus angostas calles, que no le pesa el paso de los tiempos, una rara y sugestiva impresión.

Pero lo más trascendente para nosotros en este apartado radica en que supimos que en esta capital gala se encuentra enterrado el célebre escritor, poeta y dramaturgo francés bien conocido por el nombre de Julio Verne (1828-1905), que nació en Nantes y procedente de una familia burguesa bien acomodada.

Con todo Verne transcurrió parte de su vida precisamente en Amiens. Son famosas sus obras literarias, tales como “Viaje al centro de la Tierra” o “La vuelta al mundo en ochenta días” entre otros famosos compendios escritos con abierta valentía y originalidad. Sus libros poseen una inspiración vanguardista e incluso surrealista. Era un hombre de prestigio un tanto avanzado. Como punto final recordar que Julio Verne es el segundo autor más leído del mundo, después de Agatha Christie.

Por Gerardo Fuster

Imagen tomada del FB del Tour de Francia

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo
Clic para comentar

Deja un comentario

Más en Mundo Bicicleta

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio