Connect with us

El «farolillo rojo» también acaba el Tour

Farolillo rojo Tour Langeveld JoanSeguidor

Ciclismo antiguo

El «farolillo rojo» también acaba el Tour

El «farolillo rojo» también acaba el Tour

Cambrils Automatico Posts

El farolillo rojo del Tour también tiene su glamour

Del último nadie se acuerda, eso lo he oído desde tiempos inmemoriales, pero lo cierto es que el término de «farolillo rojo», linterna roja si nos tomamos la traducción pies juntillas del francés, no es una cosa más en la historia del ciclismo.

La historia del farolillo rojo tiene mucho recorrido en el Tour de Francia. 

Mirando atrás, en este mal anillado cuaderno, ya explicamos una vez qué significa el término «farolillo rojo» y su génesis…

Se dice de la «linterna roja» el último corredor de una carrera. Hasta aquí queda claro, pero el origen de la expresión viene de lejos, de hace más de cien años. Se les llama linterna roja en recuerdo a los pilotos rojos traseros de las diligencias o los de un convoy ferroviario.

DT-Swiss 2019

 

El «premio» de la linterna roja se instauró rápido en el Tour de Francia en forma de popularidad para su titular. El último clasificado despertaba interés en los medios, sondeaban quién era, sus orígenes y quehaceres. Incluso ser el último podía ser un elemento de negociación para los bolos post Tour.

Berria 2020 -gif

Y es que el premio de se «farolillo rojo» era sustancial, al punto que la historia, como casi siempre en estos casos se acabó liando.

Leemos que fue en el Tour de 1979 cuando dos corredores mantuvieron un duelo al sol por el farolillo rojo y su incentivo económico y de caché.

Nacex te lleva la bicicleta donde le digas

El austriaco Gerhard Schönbacher y el francés Philippe Tesnière estaban en la puja del Tour de 1979.

El segundo ya había sido farolillo rojo el año anterior, pero el primero le estaba planteando una dura batalla.

En la crono final de 48 kilómetros, Tesnière «echó el resto» marcando un crono que le dejaba por detrás de su rival, aunque, oh sorpresa, fuera del control.

Bernard Hinault le había metido poco menos de un cuarto de hora, dejando a su compatriota fuera de carrera.

Suunto 5 –  Summer img1

 

Aquello para la organización del Tour había sido demasiado y se decidió quitar ese glamour económico al farolillo rojo.

La historia del Tour que finalizó el domingo es la de dos corredores que han vivido circunstancias diferentes.

A todos les gusta acabar el Tour, incluso siendo farolillo rojo, por eso Yoann Offredo estuvo ocupando la plaza bastante tiempo hasta quedar penúltimo en la coronilla de Val Thorens.

Offredo quien goza de una planta espectacular sobre la bicicleta y acostumbra a firmar largas escapadas la primera semana ocupó la última plaza esos días que Francia soñaba con el triunfo de Julian Alaphilippe.

Cruz SQR

 

SQR – GORE
SQR-Gore2

 

Pero Sebastian Langeveld fue quien acabó en ese nivel.

Perjudicado por la crono de Pau que le dejó tocado un codo, Langeveld acabó el Tour como farolillo rojo, un año después de que su compañero Lawson Craddock, ese corredor que se hizo famoso por competir con el rostro muy afectado por la una caída y llegar hasta París.

Y es que farolillo rojo o no, lo que hacen estos deportistas es de superhombres, una hazaña, del primero al último que no somos capaces de imaginar.

El ciclismo es de todos los que se ponen un dorsal y acordarse del último es un acto de justicia.

Imagen: FB de EF Education First Pro Cycling

Endura LDB Summer 2019
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook

Lo más popular

Categorías

Más en Ciclismo antiguo

Inicio