Connect with us

Es imposible no querer a Daniel Martin

Daniel Martin Tour JoanSeguidor

Opinión ciclista

Es imposible no querer a Daniel Martin

Es imposible no querer a Daniel Martin

Tiempo de lectura:2 Minutos

Daniel Martin es discreto en apariencia pero efectivo en esencia, con un palmarés que muchos quisieran para sí

La victoria de Daniel Martin en el Muro de Bretaña, vista con un poco de distancia, encierra muchas lecturas, sobre el magnífico ciclista irlandés, pero también sobre lo que le rodea.

Daniel Martin llevaba mucho tiempo tirando al poste.

Un tipo que lo ha intentado de todas las maneras posibles y que, a a la vista está, ha tenido fantasmas cuya sombra también revoloteaba el muro bretón.

Maillot Movistar by Endura: Un pedacito de cielo a cuestas

Fantasmas como Alejandro Valverde o Julian Alaphilippe, que se han repartido el botín de las carreras que mejor le van al irlandés.

 

 

Daniel Martin y el ataque perfecto

Y con esa tesitura, con los nombres que emergían a su espalda, Daniel Martin ensayó el ataque perfecto en un día que tiene las mil peculiaridades que otro similar no tiene.

Es la primera semana del Tour.

La igualdad entre los favoritos es patente en la general y en las fuerzas.

Hay reparto de desgracias entre los notables del pelotón. De hecho sólo Geraint es el único que va con la hoja limpia hasta la fecha.

Dos buenos aspirantes como Bardet y Dumoulin van descolgados.

Daniel Martin con esa escena, ataca primero y le vale.

Alejandro Valverde está mucho más arriba de lo esperado, es tercero, cuando corre con el freno de mano y el convencimiento de que su gran rival, Alaphilippe, tiene el punch que a él empieza a faltarle.

 

Pero en el Tour perfecto de Quick Step, su baza para los muros no tiene el día.

Ojo porque para Alapphilippe era la etapa en rojo.

Por su forma de correr, por su rendimiento dudo que en los Alpes pueda estar tan adelante, por no hablar de los adoquines.

 

 

De esta manera Daniel Martin pone su segunda etapa de Tour en el casillero, la primera fue aquella famosa en los Pirineos que Movistar perdonó la vida a Chris Froome.

Y la suma a Lieja, Lombardía y etapa en la Vuelta, en un palmarés pequeño pero selecto, de esos que cualquiera quisiera para sí.

 

Daniel Martin en el Emirates

De lo que no cabe duda es que en el pelotón hay equipos que necesitan mojar, y con mucha urgencia.

En una campaña que está presenciado la caída de todos los registros de la mano de Quick Step, la cosa está muy “achuchada” para muchos equipos.

Equipos que dedican fortunones para resultados tan pobres.

Y el Emirates es uno de ellos. Daniel Martin al menos apacigua un poco los ánimos.

En ese listado de “necesidad” Katusha es otro caso que canta, y mucho.

Desde que se fueran los españoles, y con Zakarin corriendo siempre a contrapié, las cosas no son sencillas en el equipo ruso, que no quiero saber qué sueldo le está pagando a Marcel Kittel, para tales resultados.

Lo mismo decir del Dimension Data, un equipo que más allá de la aureola intermitente de Mark Cavendish, no se le ve.

 

El pastel es el que es, y mientras hayan glotones en la familia, hay quien se queda sin oler el dulce.

Quedan dos etapas para Roubaix, y a algunos no les llega la corbata al cuello.

Dan Martin al menos ha aflojado el nudo de la suya.

Imagen PhotoFizza- FB de UAE Team Emirates

 

Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-1-TOT
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Opinión ciclista

Inicio