Connect with us

Tour: Cuando Sagan se pone bruto

Peter Sagan - Tour JoanSeguidor

Ciclistas

Tour: Cuando Sagan se pone bruto

Tour: Cuando Sagan se pone bruto

Tiempo de lectura:2 Minutos

Dos triunfos de etapa de Peter Sagan que no desprecia nada con tal de seguir sumando

Hay una cosa que no se le puede negar a Peter Sagan, y es que tiene un hambre infinito.

Incluso en el año que más se ha dosificado.

Podrá ganar mejor o peor, con más o menos asiduidad, pero estamos ante un corredor que no le dice que no a nada.

Hace un año, a estar alturas de Tour, Peter Sagan ya estaba en casa, viendo de lejos la carrera, por aquella acción sobre Cavendish.

Aún hoy, sigo oyendo opiniones en todas las direcciones.

 

Peter Sagan va a por el verde

Para apuntalar la regularidad, nada mejor que ganar y mantener a Gaviria en distancia porque el colombiano tampoco dice que no a nada.

El trayecto bretón ha sido un goce para los ojos, en un terreno preñado de belleza y dureza al mismo tiempo.

Lo primero lo disfrutamos nosotros, lo segundo lo padecen los corredores.

Sea como fuere el Tour de la primera semana más nerviosa de los tiempos recientes, tenía esta jornada bien señalada.

Creo que se pueden dar con un canto en los dientes aquellos que escucharon y se asustaron de las palabras de Romain Bardet cuando vino a conocer la zona, vía Tour de Finisterre.

 

 

En un ciclismo de estructuras multimillonarias, no se puede dejar la suerte de un Tour a un mal día por la Bretaña.

Joder que es la Bretaña, no el Tourmalet o e Galibier.

Así las cosas existe un acuerdo no escrito, pero tácito al final de la jornada en el que vemos que los grandes bloques llegan a meta casi como idearon en la salida.

Porque no hay ni margen de error ni de desvío.

Y si lo hubiere, es porque una hecatombe cae sobre el pelotón.

 

 

Así las cosas, con ese paisaje, Peter Sagan siguió engordando la vaca con un final antológico.

Aceptó el sprint de lago radio de Sonny Colbrelli, y así como el domingo la cosa estuvo apretada, esta vez Sagan impuso la fuerza bruta.

 

 

Fue tremendo el instante que Colbrelli desistió, como queja explícita al inhumano maltrato que Sagan le estaba infringiendo.

La jornada, al margen de lo pintoresco, no tuvo más, a excepción de la fuga de rigor, quema pronto sus cartuchos el inquieto Lilian Calmejane, y el intento de Philippe Gilbert.

Estaba claro que los azules no le iban a dejar tranquilo el liderato a Greg Van Avermaet.

En el Muro de Bretaña, Julian Alaphilippe será la aguja que mine la resistencia “rossonera”.

Sinceramente me parece el mejor en estos terrenos, incluso dos o tres escalones por encima de Alejandro Valverde, cuyo fondo ha limado esa chispa.

 

El Tour descuenta hojas hacia Roubaix, quedan tres etapas, después de entonces, creo que nada será igual.

Imagen tomada de FB de Le Tour de France 

INFO

Las ERC de DT Swiss son para rodar y rodar

 

Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-1-TOT
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Ciclistas

Inicio