Connect with us

Lo de Richie Porte en el Tour parece de brujería

Tour - Richie Porte JoanSeguidor

Ciclistas

Lo de Richie Porte en el Tour parece de brujería

Lo de Richie Porte en el Tour parece de brujería

 

 

Quizá haya llegado el momento que Richie Porte mire más allá del Tour de Francia

 

La historia está repleta de cuentos como los de Richie Porte.

Corredores sobresalientes, con un palmarés envidiable, que se forman un nombre, una candidatura al Tour de Francia y cuando llegan a la gran cita: caen de la lista.

Es la muestra de lo complicada que esta carrera y de lo diferente que es respecto al resto de campaña.

Berria Junio

Una línea invisible que los aficionados, lo que no estamos dentro, no apreciamos, pero que se hace patente año tras año, cuando vemos que grandes protagonistas de la campaña se diluyen en el Tour.

 

Los intentos baldíos de Porte

Richie Porte tiene unos de los mejores palmarés de entre las estrellas.

Romandía, Volta, París-Niza, Suiza, Down Under son algunas de sus perlas, logradas en base a actuaciones de impresión, porque a un ataque seco e incontrolable en montaña, le suma una crono de excelencia.

Victorias de esas que dejan sello y abren expectativas, porque si una cosa ha generado Richie Porte, son expectativas.

 

Richie Porte: Tour es otra historia 

Hace tres años Richie Porte le realizó el último servicio a Chris Froome.

De hecho su presencia, curiosamente en Alpe d´ Huez, como cuando le dio el gel in extremis dos años antes, fue clave para el cuatro veces campeón del Tour.

Ese mismo año Porte había estado en las quinielas del Giro, pero aquel cambio de rueda con Simon Clarke le cayó como una patada en el estómago.

Consciente de que en el Sky tenía techo marcado, marcadísimo, voló al BMC con la idea y la promesa de luchar por el Tour de Francia.

 

Pero esa promesa no ha podido cumplirla por una conjura increíble, a veces pensamos que sádica, de la mala suerte.

Hace dos años Richie Porte se presentó en el Mont Saint Michel como primera baza, pero rápido empezó a perder tiempo.

Aún así se rehizo, hasta la jornada del Ventoux.

Con Porte empezó el escándalo, cuando acabó estampado en una moto de carrera porque la multitud impedía progresar.

Acabó quinto ese Tour, y nunca más volvería a estar tan arriba.

 

El año pasado Porte se dejó el Tour y buena parte de su salud en el descenso del Mont du Chat, una bajada en la que ya había tenido problemas un mes antes.

Esta vez, antes incluso de entrar en el pavé, acabó por los suelos.

 

Las miras en la Vuelta

Con el maltrecho cuerpo ya en casa, relajado y alejado de la carrera, queda claro que para Richie Porte el Tour es un negocio pésimo.

Y no porque no consideremos que está a su alcance.

Cualquiera que vea la progresión de Porte se lo imagina disputando una grande.

¿Cuál es el problema?

Mala suerte solamente no puede ser, es un tema de coco, de mentalidad, de sostener el esfuerzo y la concentración durante tantos días.

 

Porte ha quemado etapas y es uno de los grandes, pero siempre tendrá ese pero…

Quizá la mejor manera de deshacer el conjuro sea volver al plan inicial, por ejemplo pensar en las otras dos grandes.

Y la Vuelta, dice, figura en sus planes.

En España, tendrá que romper otro maleficio, el del único australiano que optó a ganar la carrera.

La mala suerte de Cadel Evans en Monachil.

Para Richie Porte quizá lo mejor sea empezar la casa por la base.

 

 

Imagen tomada de FB de Movistar Team

INFO

Ya en marcha el Tour de Bkool

 

Endura LDB Summer 2019
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Ciclistas

Facebook

Lo más popular

Categorías

Inicio