Connect with us

El Tour sin Chris Froome

Chris Froome Vuelta joanSeguidor

Chris Froome

El Tour sin Chris Froome

El Tour sin Chris Froome

Que el Tour no tenga a Froome no cambia el guión de Ineos pero sí el de muchos pretendientes

Cuando miramos la vida de los grandes campeones valoramos muchas cosas, su calidad, dentro y fuera de la carretera, el manejo de la carrera, la estrategia, los rivales que dejaron atrás, los compañeros que les auparon, los rivales que fueron antes compañeros, al revés, compañeros que fueron rivales, jornadas que quedaron en la retina, los grandes escenarios…

Lo valoramos todo, el detalle, hoy además en la cuadrícula de las grandes cifras (rendimiento, vatios, velocidad, peso…)

Valoramos incluso la postura en la bicicleta, los descensos, si sprintan con las manos cogidas de la parte baja del manillar…

Si un aficionado les ha importunado, la prensa, las redes sociales, su Strava, ese espejo que miramos con realidad deformada, por que no tenemos forma de medirnos a ellos.

Endura Tour 2019

 

Lo miramos todo, y no reparamos en lo que hilvana todo y hace que tenga sentido: la suerte.

Endura LDB Summer 2019 – ROT

Chris Froome ahora podría explicarlo, decirlo, como Eddy Merckx cuando el Tour salga de Bruselas o Miguel Indurain, a quien les le conocen descensos eléctricos y en uno que iba en el grupo, aquel del Ventoux, casi lo arruina todo.

Los campeones son lo que son por mil circunstancias que se alinean con una escrita en mayúsculas y negrita: la suerte.

SQR – Cerdanya Cycle

 

Salir ileso de las mil vicisitudes que presenta una trayectoria deportiva es a veces un milagro que necesita de manejo de la bicicleta, de pericia y concentración, pero también de algo tan elemental como el que va delante tuyo no haga el afilador, no dé un bandazo o trace bien un curva.

Tan sencillo, tan tétrico.

Eso es suerte.

Chris Froome se ha dejado el Tour reconociendo una contrarreloj del Dauphiné, ni siquiera estaba disputando, posiblemente hubiera roto a sudar, con algo de suerte, empezado a calentar, antes de romperse en mil pedazos en un golpe tremendo.

DT-Swiss 2019

 

Conviene valorar esto ahora más que nunca, que hacemos acopio de aliento para escribir algo que no nos gusta hacer, escribir sobre un tío que estaba a las puertas de algo tan grande que su propio mentor, con el dorsal uno en la espalda de un compañero, le había señalado como jefe indiscutible para el Tour que estará rodando de aquí a un mes.

El Tour en Ineos: ¿Geraint o Froome?

Un mal paso que para Chris Froome parece que significa el cierre de una campaña en blanco, de vacío, que había centrando en el Tour, el que habría de ser el quinto, el que habría de equipararlo a los grandes de siempre.

Un club que habrá de esperar.

Un club al que pertenecer resulta muy caro y más en el caso de Chris Froome que pierde, por segunda vez, la opción de acceder por una caída, como en 2014, aunque ahora antes incluso de tomar la salida.

Un club al que Chris Froome quizá pertenezca un día, y al que acceder le habrá supuesto atravesar miles y miles de multitudes que le han acusado de todo, hasta de matar a Kennedy, por que le tocó el ciclism donde la sospecha era la tarjeta de visita.

Suunto 5 –  Summer img1

 

El Tour queda huérfano de su principal aspirante y algunos creen que el panorama para la que tenemos por mejor carrera del mundo puede cambiar.

En el fondo será la misma música con otros artistas, porque el Team Ineos nunca descuidó en el fondo la baza de Geraint Thomas, el corredor que defiende el uno.

Y si Thomas accede al puesto de líder, la estrategia de los ingleses, con un bloque muy similar al de otras veces, no debe cambiar.

Las propiedades del Suunto 9 en un reloj de nombre sencillo 

La música que están afinando los Ineos nos la sabemos muy bien, con o sin Chris Froome, el año pasado lo vimos

Una cosa puede cambiar en el seno del mejor equipo del mundo para el Tour de Francia, el rol de Egan Bernal y cómo llegue a la salida de Bruselas.

El fideo colombiano parece en disposición de dar un salto adelante, con un recorrido en el que ya hemos visto no se arruga e incluso es mejor que algunos de los grandes rivales.

Cruz SQR

 

Por qué ¿quién puede inquietar a los Ineos?

Sobre el papel tenemos muchos nombres, en la práctica puede ser otra cosa.

El elegido de verdad para enfrentarse a Chris Froome en el Tour y cualquier grande, sería Tom Dumoulin, pero esa rodilla inflamada por la caída del Giro está retrasando todo lo que el tiempo permite retrasar las cosas.

Dumoulin debería ser y es el gran rival para Geraint Thomas, ambos son corredores muy similares en el plano individual pero al galés le segunda un equipazo.

Si Tom Dumoulin llega bien al Tour no veo a nadie mejor que él

SQR – GORE
SQR-Gore2

 

Luego está la sempiterna segunda línea de nombres que brillan pero que no asustan o no explotan

Richie Porte en su laberinto de siempre.

Nairo Quintana y Romain Bardet que no progresan, e incluso dan pasos atrás en las cronos.

Alejandro Valverde que se ha borrado y Mikel Landa que dice, dice, dice pero a la hora de la verdad…

Adam Yates que en su cuarta plaza tocó techo.

Rigo Uran del que nada sabemos.

Stven Kruijswijk que parecía un segundo de abordo perfecto para el ausente Primoz Roglic.

Vincenzo Nibali, otro que se ha borrado.

Y un tipo que nos da buena espina por primera vez en mucho tiempo, Jakob Fuglsang, a quien sólo le pesaría la campaña que lleva en las piernas.

Ya veis, se rompe Chris Froome y salta una mariposa en mil equipos, puedan o no estar donde se les presume una cosa es clara, y eso acompañará al ganador de por siempre: habrá ganado el Tour al que no fue Chris Froome.

Imagen: Team Ineos

Endura LDB Summer 2019
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Chris Froome

Facebook

Lo más popular

Categorías

Inicio