El trabajo silencioso de Jesús Herrada

0
28
vistas

Hace unos años, un técnico que seguro muchos lectores de este mal anillado cuaderno conocéis, me habló de dos corredores que tenía en su equipo, el entonces rosado Grandvalira. Hablo más o menos del año 2009 y me señaló, del excelente plantel que manejaba dos ciclistas: Eduard Prades y Jesús Herrada. Del primero decir que el otro día ganó en Philadelphia, otra pieza más para el Caja Rural, que para ser pro tuvo que demostrar lo bueno que era cien veces, pero con la persistencia que caracteriza a los cracks se ha hecho un hueco en esa piña verde que es el equipo navarro.

Camino diferente tomó Jesús Herrada, un ciclista que edades jóvenes me recordó mucho a otro fenómeno como Alberto Torres, hoy campeón del mundo de americana y corriendo en UK. Ambos me llamaban la atención porque ganaban siendo muy jóvenes ante corredores mas hechos. En el caso de Herrada, además. se daba la circunstancia de que dominaba crono y montaña por igual, era, salvando las distancias, lo más similar a Alberto Contador por esas edades.

Y en estas que Herrada creció y creció. Se marcó un Tour, el primero que hizo, antológico, y se ha ganado un puesto. Lo mil veces dicho aqui vuelve a cobrar forma, la segunda línea de Movistar es escandalosamente buena, tanto que si hubiera dos o tres equipos de mismo nivel de los azules en España, la explosión de Herrada la habríamos visto hace tiempo.

Pero claro hay un cuello de botella, dos grandes líderes, Nairo & Valverde, e insuficientes citas para todos. Por eso este Dauphiné es perfecto para quienes deben tomar el relevo de los grandes capos. Sin colombiano ni murciano, Herrada ha logrado un triunfo de esos tan sobrados que recuerdan al Valverde de los buenos tiempos, que por cierto no tiene nada lejanos.

El problema es que esa segunda linea que aludimos entra en edad de merecer y quiere más, como es lógico. Si Jesús Herrada y Ion Izagirre siguen de azules deberán tener objetivos para ellos, pero no caramelitos, Objetivos con mayúsculas, dignos de su clase y categoría. Lo poco que han podido brillar lo han aprovechado tan bien, que si se les abre el abanico, de qué serían capaces.

Herrada ha tenido suerte, eso sí, en Movistar, porque su maduración se ha sabido llevar de forma admirable. Si en otras cosas Eusebio Unzue no parece tener el tino de antaño, léase tácticas de últimos Tour y Giro, en hacer crecer a los chavales como en su día maduró a otros, siguen siendo buenos, muy buenos. Marc Soler, Ruben Fernández, Antonio Pedrero y Jorge Arcas están en buenas manos.

Por otro Herrada pertenece a esa generación post Purito-Contador-Valverde, una generación mil veces vilipendiada por esa prensa que sólo ve trabajo cuando se gana. Esta es una generación que callada y centrada en lo suyo, progresa, sin hacer caso del ruido de quienes ahora se sorprenden de que si, había calidad y trabajo, mucho trabajo.

INFO

El “menú degustación” de Fran Zurita

El 8 de octubre se celebrará la primera “250-4000 CHALLENGE IN COSTA BRAVA”, una marcha que combina sabiamente paisajes de costa y la magia del Montseny

“250-4000 CHALLENGE IN COSTA BRAVA” es el nombre del nuevo y singular desafío que propone el ciclista Fran Zurita a los amantes de la bicicleta y de las experiencias extremas. No en vano esta nueva cita contará con la presencia de notables deportistas de toda índole que, seducidos por la propuesta de Fran, ya han anunciado su intención en participar.

El día D es el próximo 8 de octubre y el lugar desde donde se dará la salida, Blanes

“Es una idea en la que mi entorno y yo mismo llevamos trabajando desde hace casi dos años. Todo empezó a raíz de algunos entrenamientos que he compartido con ciclistas profesionales que suelen entrenar por la región en invierno. Saliendo con ellos, que vienen desde sitios tan diversos y lejanos, me percaté del encanto que apreciaban en la zona y muy especialmente del macizo del Montseny, un lugar de culto, repleto de sorpresas y lugares mágicos” relata el Fran Zurita.

“Fue a raíz de esas experiencias que todo empezó a tomar forma hasta concluir en una ruta excepcional que ha tomado la forma de reto por su dureza y singularidad. Con ello quiero mostrar los atributos ciclistas de un territorio que ha contribuido a hacerme el ciclista que soy hoy. Son los paisajes de mis entrenamientos y el lugar en el que he vivido desde que nací” afirma el ciclista sub campeón de España 2015 en la categoría élite y que actualmente milita en el Vorarlberg, conjunto austriaco de categoría continental.

La 250/4000, tal como la define Zurita, es un “menú degustación” de lo mucho que esta región puede sorprender al ciclista, una combinación inigualable de belleza y dureza que todos los inscritos en la marcha podrán disfrutar el 8 de octubre.

Oscar Pereiro, “maestro de ceremonias”

El proyecto nace con la idea de rendir un homenaje a los diferentes países donde el ciclismo trenza parte notable de su cultura. Es por ello que cada año se invitará a un país con el que confraternizar de forma muy especial. Un encuentro de culturas y hermanamiento de nuestra región con aquellas zonas que viven la bicicleta como algo especial.

Para esta primera edición ese país, como no podía ser de otra forma, será España, y es por ello que hemos querido refrendarlo con la presencia de uno de nuestros ciclistas más relevantes y queridos, como Oscar Pereiro, ganador de un Tour, que nos ha concedido el honor de dar el banderazo de salida y participar en el reto.

Publicidad

Deja un comentario