Un Giro a medida de Contador y Nibali

0
2
vistas

Cadel Evans ha sido un ciclista importante en la historia reciente del Giro de Italia. No lo ha ganado, pero ha sido una vez podio y otra no se ha quedado lejos de pisarlo. Es un corredor identificado con la carrera y con Italia, de hecho se inició en la carretera en el seno de Mapei, ganó un Mundial en Mendrisio, en el Ticino, el cantón italiano de Suiza, e incluso se impuso en la Tirreno- Adriático, la bella carrera de los dos mares, en su mágico 2011.

Cadel Evans además protagonizó la victoria en la jornada de Montalcino, la increíble localidad toscana que puso fin a la primera prueba del sterrato en el Giro. Fue una etapa icónica, un baño de agua y barro que impidió distinguir a los ciclistas. Evans, biker de origen, maniobró sabio en terrenos que para otros son pastosos e insalvables.

La imagen de Evans ese día Montalcino presidió la presentación del Giro 2015. Presidió el acto, con el propio Evans debajo de ella. Entrevistado por, quiero creer que el director de la carrera, Vegni, Evans aseguró que el año pasado “bajando el Gavia por primera vez no pensé en mi suerte deportiva y sí en que no quería que mi hijo viera a su padre en el hospital”. Habla el australiano de aquella terrible jornada de nieve, niebla y descontrol, menudo descontrol, que acabó dando la victoria a Nairo Quintana, quien seguramente habría ganado la carrera pero sin necesidad de tal berenjenal.

Para dentro de unos meses el Giro prescinde del Gavia, también del Stelvio y de otros monstruos dolomíticos. Este Giro, el que acaban de presentar, es como una ensalada que tiene de todo pero con aliño rebajado. Escarmentados, pues en 2013 hubieron de suspender una etapa y subir en medio de la nieve Galibier y Lavaredo, y el año pasado el bochorno en medio del hielo del Stelvio, los organizadores del Giro han querido no jugársela al frío ocaso primaveral de sus montañas y contener la ración de subidas.

Dicen, también los mentores de la carrera, que este Giro es perfecto para maridar con el Tour, lo hacen con la certeza de que Alberto Contador quiere doblar, y que muy posiblemente Vincenzo Nibali también lo haga. Sería un premio grande para la primera “grande”, sin duda merecido por tratarse de la vuelta de tres semanas más bella por todo, por color, por ambiente, por pueblos, por paisaje, por la entrega que dan los equipos italianos de segunda fila, entrega que los franceses en el Tour, por ejemplo, ni osan imitar y que en España, con sólo el Caja Rural el liza queda en anécdota.

El Giro 2015 parte de Ligura con una crono por equipos por una vía exclusivamente ciclable como si el ciclismo profesional quisiera acercarse a la masa de ciclistas advenedizos que hacen de este medio su forma de transporte y vida. Luego camino hacia el sur se encontrarán subidas interesantes como el Abetone y Campitello Matese, ascensiones fáciles, sí, pero que en la primera semana abrirán el abanico. Entre jornadas de media montaña –ojo a Imola, San Giorgio del Sannio y Vincenza- se abordarán los Dolomitas con claro recuerdo a Marco Pantani. Sólo decir Aprica y Madonna di Campiglio se evoca al Pirata, para lo bueno y lo malo.

La crono de Treviso recupera el sabor por las cronometradas largas y trascendentes antes del salto alpino, rebajado, muy rebajado, con Cervinia y Sestriere, precedido de Finestre. El final, como debe ser, en Milán. Con todos los respetos, Trieste y Brescia se quedaron pequeñas para tal empresa. En la capital lombarda se coronará otro grande, no será Nairo, pero Nibali y Contador ya saben que este Giro pega con el Tour.

Imagen tomada del Facebook del Giro de Italia

INFO

Nuevas Zapatillas Hilo

2

Bontrager lanza las nuevas zapatillas Hilo que combinan los detalles para transiciones rápidas de la RXL Hilo con el rendimiento de nuestra suela de compuesto Power Truss; perfecta para los triatletas noveles o con presupuesto reducido que no quieren renunciar a un producto de grandes prestaciones.

Las Hilo combinan un diseño moderno con dos correas, una superior sin lengueta y otra en la parte delantera que mantiene el pie sujeto en todo momento.
La Horma inForm Race hace que tengas un ajuste de alto rendimiento adecuado, lo que hace que sean más cómodas. La suela está fabricada con un compuesto de nylon y el diseño de la misma mejora la rigidez sin apenas añadir peso.
Para ayudar a los triatletas en las transiciones, las Bontrager Hilo tienen una banda elástica en el empeine y una lengüeta en el talón que permite ponerse la zapatilla con mayor rapidez.
Por último, las Hilo incorporan también un empeine de microfibra con paneles de malla traspirable que permiten que el pie esté seco en todo momento.

Las zapatillas Bontrager Hilo están disponibles tanto en modelo de hombre como de mujer por un precio de 99,99€.

Más información en  www.trekbikes.com y www.bontrager.com