Un inusitado ejercicio de sinceridad

0
2
vistas

Me ha llamado la atención que este extracto de entrevista que Ciclo 21 repesca de Velonation haya pasado tan desapercibido. Al parecer Jonathan Tiernan-Locke, ciclista del Team Sky desde principios de año, no encaja los entrenamientos que le impone su equipo. El inglés ha pasado de una estructura más modesta, el Endura, donde gozaba de libertad en todos los ámbitos, a estar subordinado a un plan de competición, al servicio de Froome y Porte, entre otros, y de entreno que no asimila.

Es realmente interesante este ejercicio de sinceridad que el joven inglés realiza a un medio bien establecido por que hablar con claridad en ciclismo supone la excepción. Lejos de ser máquinas los corredores son personas, con sus mermas psíquicas y físicas propias de un ser humano que necesitan una vía de escape cuando la situación escapa a su control.

“Antes si estaba cansado descansaba un día, ahora no” relata el ciclista que demuestra que incluso en las mejores casas también se equivocan. El método Sky, con todos los baremos muy controlados y clavados en una pantalla de ordenador, tiene sus detractores incluso dentro de su equipo y encima en la persona de un inglés, con lo que ello implica y la pasión que los británicos le ponen a su criatura. Los errores que hemos visto a veces en la carretera también se comenten entre bambalinas. Son humanos, yerran,… y cabe ver si sabrán rectificar.

Entrenar por sensaciones, eso que muchos experimentamos antes de poner orden al plan, es lo que pide Tiernan-Locke. Veremos si se lo conceden y en caso positivo cómo se lo tomará el resto del equipo. De lo que no cabe duda es que al menos la sinceridad, tan cotizada por escasa en el deporte superprofesional, puede ser el salvavidas cuando el físico no da más de sí, y eso es bueno, pues ya estamos un poco cansados de ver jugar al escondite y contar medias verdades.

Publicidad

Deja un comentario