Un “mediático” fin de ejercicio en Team Sky

1
3
vistas

Dijo no sé quién que el ciclismo nació como opción a prolongar el poder de los medios de comunicación. Recuerdo una entrevista a Ander Izaguirre donde sugería esa simbiosis. Arrojó luz sobre el origen del Tour de Francia, que nació fruto de la competencia entre dos diarios. En pleno siglo XXI las cosas surgen con idéntico desarrollo y conclusión.

Team Sky, por ejemplo. Un medio de comunicación de masas al patrocinio del proyecto más ambicioso de cuantos ruedan por el ciclismo planetario. Un soporte plurinacional que encuentra su prolongación en el ciclismo, el apestado de los deportes, que, oh sorpresa, sigue siendo apetecible.

En esa línea de afligir con empeño mediático, Sky se guarda golpes de teatro dentro y fuera de la carretera. Sólo cruzo los dedos para que les salga bien. Hablar de tolerancia cero con el dopaje por contrato es una apuesta arriesgada que hasta la fecha, tres campañas ya consumidas, les sale bien.

El cisma del ciclismo angloparlante con el tremendo caso Armstrong ya ha alcanzado a los ingleses que no contentos de proclamar su limpieza, la incluyen en el clausulado de sus corredores. Amén de ser pretencioso, desconozco si ello desgrava en UK, me parece una falta de respeto a quienes firmen ese documento, pues en ciclismo sólo falta poner a todos patas arriba y bolsillos al aire para ver si cae una bomba nuclear. Vamos que el dedo en el culo de Zulle tras la redada del Tour 98 fue sólo el principio. Curiosa la airada reacción de Jonathan Vaughters contra los ingleses. En esto de la limpieza también hay matices.

De cualquiera de las maneras, Team Sky también ha hecho su función perfectamente interpretada con la salida de Mark Cavendish del equipo. No sé si el concepto limpieza para Sky se ciñe al terreno farmacológico, pues si hablamos de pulcritud verbal y formal Cav no era digno de tal contrato.

La salida de Mark Cavendish pone en solfa una relación anti natura entiendo viciada por la necesidad de aglutinar los mejores corredores ingleses en el mejor equipo inglés de la historia. Sin embargo una cosa son las buenas intenciones y otra muy diferente cuadrar intereses tan diversos. Que Cav tenía un problema fue meridianamente claro desde el anuncio de su fichaje. Era improbable una convivencia y así se ha declarado. Eso sí, ni una mala palabra, ni frase altisonante,… algo que conociendo los personajes nos cuesta creer tanta fluidez. En fin, ciclismo.

 

Foto tomada de http://robinmoore.photoshelter.com

  • Carolina

    Esperemos que toda esa "limpieza" que quiere proclamar y clausular el equipo Sky, no se les vuelva en contra. El ciclismo es tan vulnerable a ser enfangado.