Un Uber para ciclistas

0
5
vistas

No sé si será por la bicicleta, la aureola que le rodea, la moda y el “buenrollismo”,  pero este invento más que centenario se está convirtiendo en el motor de cambio de muchas cosas y también de arranque de originales negocios. El otro día sondeando el medio Bycling nos encontramos este sorprendente artículo que habla de la creación de una especie de Uber –sí el dichoso invento que trae de cabeza a los taxistas- para los ciclistas que deseen salir en grupo acompañados de un vehículo.

El servicio en cuestión se llama Swagon y su sede se instala en Texas, origen del más famoso y controvertido ciclista de la historia. El servicio permite a los ciclistas de carretera encontrar un coche que les acompañe en sus salidas. El coche que se ofrezca no podrá ser cualquiera y deberá ofrecer unos mínimos como herramientas, ciertos alimentos y kit de primeros auxilios para cualquier percance.

El creador, Jerett Gordon, ya tiene ciertos problemas de sobredemanda –bendito problema- y espera expandir una app del servicio a otras ciudades. Por el momento se contenta con decir que “trabajamos en mejorar la experiencia del ciclista en el límite de lo posible”.

Aunque el autor del artículo se declare partidario de las “anárquicas salidas en bicicleta, sin rumbo fijo y sujeto a los caprichos de una avería” sí que se muestra partidario de la iniciativa pues se muestra eficaz en muchas marchas y eventos de gran calado. Incluso, al inquirir al creador del invento sobre su idoneidad, éste afirma que “el coche debe guardar la espalda al grupo. Les sirve de motivación y al tiempo les recuerda la importancia de cumplir las leyes e incluso circular en fila. Seguro que con esto el tráfico mejora”.

Entendemos que el invento no es el maná, ni traerá paz en las salidas por la carretera, pero demuestra varias cosas: que la bicicleta tira y genera economía y que en la seguridad del ciclista hay mucha gente pensando e innovando.

Que la rueda no pare.

Deja un comentario