Una Volta a contracorriente

0
39
vistas

Como seguidor de Joan Seguidor, mal empezamos, me veo obligado y con mucho gusto a hablar y defender la Volta a Catalunya como carrera de cabecera de nuestro país. Quien os habla, o escribe en este caso, es el responsable el contenido periodístico y online del periódico L’Esportiu de Catalunya, asociado desde hace bastantes años a dos históricos de la prensa catalana, l’Avui i el Punt.

Desde que tomé el mando de mi sección, otra mala expresión (lo siento), consideré que para nosotros la Volta era nuestro Tour de Francia. Vamos a ser como L’Equipe, dije, aunque ellos son realmente el Tour y nuestro apoyo a la Volta és nada más y nada menos que una apuesta editorial, para algunos sin ningún sentido. Incluso nos volcamos más nosotros en nuestra carrera que el periódico oficial de la misma, cuyo nombre no puedo acordarme.

Creemos que el ciclismo, un deporte absolutamente minoritario en los medios -menos cuando llega el Tour y desaparece el fútbol-, merece una segunda oportunidad o incluso una tercera. A nivel popular el uso de la bicicleta está creciendo y no solo en las ciudades. Los cicloturistas o ciclistas populares invaden cada fin de semana todas la carreteras de Catalunya. Muchos se gastan, incluso, el dinero que no tienen (crédito) para comprarse el material más caro.

1

Pero hay un problema. La afición por la bicicleta no se traslada, de momento, a la afición por el ciclismo como un deporte de masas. Las audiencias televisivas son ridículas. Una gran tienda de deportes tiene una foto gigante de Vincenzo Nibali en la entrada y un amigo me preguntó hace poco, sin maldad, ¿quién era ese chico?

Así, mientras todo el entorno del fútbol, sobretodo del FC Barcelona, se come casi todo el pastel mediático, nosotros resistimos y vemos algunas señales de cambio, como la enorme afición que se congregó en Montjuïc para ver la etapa final de la Volta de este año. Hay otras buenas señales, como la posibilidad que cualquier chico pueda hablar y hacerse una selfie con las grandes figuras del pelotón en el inicio de las etapas, algo impensable en el fútbol.

Este año, con la desgraciada muerte de Cruyff, tampoco ha sido fácil para la Volta luchar en el campo de minas en que se ha convertido la premsa y los noticiarios deportivos. Creo que la Volta, con una organización llena de voluntarios, está en su limite de resistencia económica, pero ya no veo en el horizonte la oscuridad de hace tres años.

Por Lluis Simon

INFO

Se abre el periodo de inscripciones para la marcha cicloturista La Cerdanya Cycle Tour

Deja un comentario