Connect with us

Una Vuelta a España de listón alto

Podio de la Vuelta a España con Froome, NIbali y Zakarin

Destacado

Una Vuelta a España de listón alto

Tiempo de lectura:2 Minutos

Vuelta a España: Final de tres semanas competición, tres semanas de intensidad y emociones, una factura que creo que ha merecido la pena. En lo que otras veces, nos mostramos críticos, cambiamos el tercio, esta vez creemos que ha sido bonita, vibrante e intensa.

Muchas veces ocurre que valoramos una grande por la cantidad de movimientos entre los capos de la general y aunque todos caemos en esa tentación, creo que una carrera de veintiuna etapas es la suma de tantos matices, tantas batallas e historias que al final no cabe una lectura única.

La Vuelta ha sido eso, una historia de veintiún capítulos con el hilo de Chris Froome como elemento común. Froome ha ganado bien, pero no apabullando, con un equipo que aunque sólido también ha tenido que sufrir para tener el corral alineado.

Si esta Vuelta llega a tener un podio formado por Froome-Nibali-Contador, con todos los respetos al trabajo sordo que Zakarin despliega cada vez que se pone un dorsal, Javier Guillem podría licenciarse bien tranquilo, porque posiblemente hablaríamos del podio de los podios, el más valioso de cuantos hemos visto en muchos años.

No se dio ese cajón, pero estuvo cerca, como síntoma de la calidad de la gente que ha tomado parte en la carrera. Y es que ver a gente como Bardet, Rui Costa, De Gendt, Roche y compañía escapados cada día en busca de un triunfo parcial, ellos que han ganado tanto y tan bueno, es un termómetro del nivel que ha tenido esta Vuelta, un nivel en el que han crecido los Mas, Soler y Cortina, con lo que ello les implica.

Porque la Vuelta ha sido de los citados, pero también de Matteo Trentin, un ciclista sobresaliente, de la explosión final de ciclistas como Mohoric o Marzynski, de Miguel Angel López, un puñal en las llegadas más complicadas, de los Quick Step, que son una piña trabajando y celebrando –qué pena que David de la Cruz no estuviera en Madrid-.

Y es ahí donde vamos, que al margen de los recorridos, del “cuestacabrismo” y esas cuestiones, si hay calidad en el pelotón y si hay ganas, el espectáculo sale solo y así tenemos etapas para enmarcar, como la de Gijón o incluso la de los Machucos, que con todo el bombo y sus rampas de no sé cuánto, dio excelentes momentos.

Momentos además han sido únicos e irrepetibles, porque las circunstancias de Alberto Contador, con ganas de agitar y en su última carrera, no se volverán a dar y entre los miles de ataques que han alegrado a la parroquia la gente admite haber sido feliz viéndole. Eso la Vuelta también lo ha tenido.

En un ranking imaginario, siempre habíamos mostrado nuestro aprecio por lo que daba de sí cada año el Giro de Italia, porque el Tour viene siendo la peor de las tres con diferencia. Esta vez tenemos que rendirnos a la Vuelta, la misma que cada mañana nos daba un rato de distracción con la retransmisión del show de la salida, con el fluido Guajardo al mando.

Parece que no, pero una carrera no se viste solo de ciclistas y pelotones, también van en el paquete esas cosas, como la retransmisión y el relato de los sitios por donde se pasa, los tiros desde el helicóptero y esas cosas. La Vuelta ha dado un paso adelante, ese que las otras dos grandes habían dado ya. Nos alegramos.

Imagen tomada del FB de La Vuelta

INFO

Conoce cómo nació Energy Fig y la calidad de sus barritas energéticas desde cero

1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: El gran peligro para la Vuelta a España - Ciclo21

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Destacado

Patrocinado

Inicio