Una Vuelta por nuestro mejor patrimonio

1
16
vistas
Desde hace tiempo creo que el ciclismo es por antonomasia el deporte ideal para la promoción turística. Una acción entorno a un equipo por ejemplo es asegurarse el tiro en mercados de origen, como sabiamente hizo Illes Balears, en un denostado proyecto por los socialistas, cuando patrocinó el cuadro de Unzué marchándose a correr por Alemania, Bélgica, … de hecho en un reportaje que hice para Ciclismo en Ruta hace unos años hablo de los muchos proyectos de desarrollo turístico en una zona que vincularon al ciclismo. Aquí expliqué por ejemplo que Mancebo, ganando la etapa reina de la Vuelta a Alemania ya hizo rentable la apuesta anual. La ruta Xacobeo abrió en 1993 con su patrocinio exclusivo de la Vuelta el camino, antes ya hubieron otros ensayos, con tino por cierto.
Hace un par de años que el Tour de Francia se hizo cargo de una importante parte del accionariado de la Vuelta. Esperemos que esa apuesta se transfiera en retransmisiones acordes a las espectaculares filmaciones que los helicópteros realizan de la gran ronda gala. Es imprescindible hacer del entorno, de su maravillas, un todo, un gran plató por donde pulule un pelotón en busca de la meta. Es la única forma de garantizar retornos.
En España gozamos del mayor nivel de patrimonio de la humanidad del mundo. Con ese grado de monumentalidad los amigos de Plataforma de Recorridos Ciclistas, gracias a quienes tenemos nuevos puertos en la Vuelta, han montado una carrera que marca el patrimonio de la humanidad en 21 dosis.
Sinceramente me parecería espectacular, el sumun. Se sale de Ibiza y su bellísima ciudad vieja de “Dalt Vila”. El salto a la península se hace por el palmeral de Elche y hace algo en la Lonja de la Seda de Valencia. Luego vienen los movimientos romanos y modernistas, más de dos mil años entre ambos, de Tarragona y Barcelona. En los pirineos no puede faltar esa gran vasija de arte románico que la Vall de Boi y la hermosa reserva de Ordesa. Entre San Millán de la Cogolla y Burgos, tenemos patrimonio antes, con el monasterio riojano, durante, pisamos camino de Santiago, y al final, a la sombra de la Catedral. Luego viene Altamira y las iglesias astures.
El regreso a la meseta pasa por las murallas de Lugo y las médulas bercianas, allí donde los romanos no respetaron la naturaleza para extraer oro. Luego camino de Santiago al revés por el Bierzo finalizando en la Cruz de Ferro que lo separa de la Maragatería. Traslado a Extremadura y paso obligado por otro polo romano, Mérida, y dos medievales, Cáceres y Guadalupe, el enorme monasterio mudéjar al abrigo de las Villuercas. Camino de Madrid alto en las murallas abulenses y como no crono por las maravillas humanistas de Alcalá de Henares. Hecho de menos, lo siento mis tres ciudades de referencia, Granada, Santiago y Toledo, pero siendo sinceros, una Vuelta así sería acariciar el cielo. Felicidades a la gente de la Plataforma de Recorridos Ciclistas.
Por cierto un guiño a esos equipos cuyo nombre es: Burgos Monumental y aquellos que fueron Salamanca Patrimonio de la Humanidad, Murcia Turística y Córdoba Patrimonio de la Humanidad 

1 COMENTARIO

  1. Acabo de descubrir este post… cada día me sorprendes un poco más. Las ciudades y lugares que marcas serian una Vuelta a España preciosa… sin embargo creo que se quedará en un deseo más que en una realidad.

Deja un comentario