Utrech y la bicicleta

0
7
vistas

Desde Utrech, desde el mismo cogollo del Tour, Xavi García Luque lanzaba este tweet esta mañana.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Utrech es una de las ciudades más importantes de los Países Bajos. Está menos de una hora de la estación central de Amsterdam y supone un agradable y relajado paseo por su casco antiguo en torno a canales y una catedral que, como las mezquitas con su minarete, tiene su emblemático campanario separado de la nave central.

La ciudad ha respirado Tour de Francia durante los últimos doce meses. Lo saboreaba hace once, cuando en pleno mes de agosto, la visitamos y nos sorprendió por la enorme estación de tren que tiene, tan grande que se solapa con un centro comercial que te deja a puertas de la ciudad vieja sin un pedazo de cielo sobre tu cabeza. Entonces carteles, folletos y esas raras esculturas callejeras poblaban el mobiliario urbano.

Utrech, no podía ser de otra manera, es una de las mecas de la bicicleta. Se habla de Ámsterdam, por tamaño, por su capitalidad, pero la ciudad más católica de un país eminentemente protestante rinde culto a esta burra metálica. En diversos estudios que miden el ratio de bicicletas funcionando y calidad para las mismas Utrech está entre las mejores del mundo.

La ciudad, como cuenta su alcalde Jan Van Zanen en la guía oficial del Tour, aspira a una salida desde 2002. Trece largos años han pasado para que la mejor carrera del mundo premie la fidelidad de la urbe a la bicicleta. No en vano  90.000 habitantes usan la bici con asiduidad. En Utrech se cuentan 350.000 bicicletas. “Coger y aparcar el coche en Utrech cuesta tres euros la hora, la bicicleta es gratuita” dice.

El Tour por tanto no ha podido caer en mejor sitio. Lo hace en un lugar que vive, ama y practica el ciclismo, desde todas su vertientes, como usuario, como practicante y como seguidor. A cien días del inicio de la carrera, el alcalde dio a conocer el mayor parking de bicicletas del mundo, con capacidad para 12.500 máquinas al mismo tiempo, lo hizo con los directivos del Tour presentes, ellos que viven en una ciudad París que busca denodadamente incentivar la bicicleta.

Además la ciudad se ha vestido paulatinamente de amarillo y ha visto como incluso grandes referencias como Marco Van Basten, el exquisito delantero del Milán AC, y Wesley Sneijder se han involucrado en la ciudad y su celebración del Tour.

Recuerdo la visita, hace seis años, del Tour a Barcelona. Recuerdo un pasillo enorme amarillo por la Gran Vía, una quedada de bicicleta estática, muchas actividades,… pero también recuerdo que no preguntaras a muchos por quiénes corrían el Tour, por su historia, por su tradición. No les sacaras del Barça y mucho menos no les insinuaras coger una bicicleta para ir al trabajo. En Utrech, las cosas son MUY diferentes. El Tour esta vez ha acertado en su Grand Départ.

Imagen tomada de www.ciclografias.com, de cuyo contenido os recomiendo esta lectura

INFO

1

Si viajas, no cargues con tu bicicleta, mira qué tiene Nacex para llevarla sin molestias…

Deja un comentario