¿Vale la pena invertir en rodamientos cerámicos?

0
231
vistas
rodamientos cerámico bicicleta

La seguridad de los rodamientos cerámico

Seguro que casi todos, en alguna de esas visitas a nuestra tienda de bicicletas habitual, hemos caído en la tentación de hacer girar una rueda con rodamientos cerámicos para comprobar con nuestros propios ojos si todo lo que se ha escrito sobre ellos es cierto. También es bastante frecuente que esas pruebas acaben en discusiones sobre si esta o aquella rueda monta cerámicos o de acero.

Con las pruebas en entornos controlados parece que no hay duda: un rodamiento cerámico bien construido (esto es un detalle importante, sobre el que profundizaremos más adelante) rueda mejor, ahorra energía en la pedalada, pesa menos, dura más y permite velocidades medias superiores a los fabricados con otros materiales. Aquí se ponen de manifiesto las propiedades del Nitruro de Silicio (Si3N4), que permite la creación de rodamientos con un grado de redondez superior y menor fricción. Un fabricante como CeramicSpeed (la marca más exclusiva de origen danés, disponible en España a través de MyrcoSport), que está especializado tanto en ciclismo como en soluciones industriales, afirma que la ganancia en watios frente a los rodamientos de acero estándar puede oscilar entre los 5-10 W, una cantidad nada desdeñable, desde luego.

Ya hemos comentado su ligereza, algo fundamental para los diseñadores que trabajan para equipos profesionales, y también su dureza, ya que el compuesto cerámico presenta un índice de dureza superior al del acero, pero hay que añadir también que los rodamientos cerámicos son resistentes a la corrosión; si sumamos todas estas propiedades, se justifica que muchos fabricantes afirmen que pueden durar hasta nueve veces más que los tradicionales.

Son más rápidos, más ligeros y más resistentes; casi todos los corredores profesionales parecen confirmar sus ventajas, considerándolo un activo que cada vez ha ido ganando más espacio en las hojas de diseño de las bicicletas; sin ir más lejos, Chris Froome, al que BetStars vuelve a dar como favorito para ganar el Tour 2018, los equipa en su Dogma 10. Entonces, ¿por qué no estamos usando todos rodamientos cerámicos?

La primera razón: no son baratos. Es cierto que los precios se están moderando, y ya es posible encontrar modelos asequibles, pero unos rodamientos cerámicos bien construidos pueden dispararse por encima de los 200 €, y eso sin ir al tope de gama. Y la calidad de construcción y sellado es fundamental para obtener un beneficio real a unos buenos rodamientos de acero.

Esa sensación inicial de que la rueda gira sin apenas rozamiento se debe en parte al uso de un sellado de muy baja fricción, algo que se suele conseguir a costa de renunciar a la estanqueidad que protege al rodamiento de partículas y contaminantes externos. En una situación real, en la que rodemos bajo la lluvia, o en un entorno con mucho polvo (ya no digamos uno embarrado), si el sellado no cumple su función original, sellar, las pequeñas impurezas y fugas de lubricante pueden hacer que unas ruedas muy veloces comiencen a resentirse, pudiendo llegar a ofrecer un rendimiento peor que los tradicionales.

Las ventajas de los rodamientos cerámicos se pierden en gran medida si se usan lubricantes densos, de ahí la necesidad de sellarlos en seco o de usar lubricantes muy ligeros. Si aparecen impurezas será necesario un mantenimiento y ajuste mucho más complicado, y cuyo resultado difícilmente estará a la altura del ensamblaje original. Así, frente a rodamientos tradicionales que pueden hasta mejorar con el tiempo, los cerámicos están abocados a ir reduciendo su rendimiento; el tiempo que tarden en hacerlo dependerá de la calidad. También es importante no descuidar la calidad de pistas y jaulas, ya que si éstas no están a la altura, nos encontraremos con problemas en el corto plazo.

Si eres un corredor profesional y no tienes que pagar por tu equipación, o si puedes permitirte la inversión, no hay duda de que unos rodamientos cerámicos de calidad y recién salidos de la tienda te harán ganar unos segundos en tus marcas, además de ofrecer una sensación de rodado excepcional. Si cuentas con rentabilizar una inversión media con una mayor durabilidad de las piezas, piensa por dónde vas a correr y si estás dispuesto a invertir el tiempo necesario para mantenerlos correctamente en caso de que falle el sellado y sea necesario recurrir a la mecánica.

Publicidad

Deja un comentario