Connect with us

Col du Tourmalet: ¿Qué vertiente es más dura?

Manolo Lama- TOurmalet JoanSeguidor

Opinión ciclista

Col du Tourmalet: ¿Qué vertiente es más dura?

Col du Tourmalet: ¿Qué vertiente es más dura?

Berria 2020 -gif

Mov_Gore

El Tourmalet, dos mil metros y dos vertientes casi idénticas

¿Quiénes de vosotros, amigos cicloturistas de digno currículum, no tiene todavía una foto en su cima posando junto al Ciclista plateado?

Y cómo presumís de ella, ¿verdad?

De aquella memorable ascensión al coloso que cambió por completo la historia del Tour, del ciclismo y la montaña.

¿Tantos años hace ya?

MOV – Ciclobrava – Sea Otter 2020

Pronunciar el nombre de este paso en pleno Pirineo francés, o escribir la palabra Tourmalet, delante de los amantes al ciclismo, sean practicantes o no, ya causa por sí sola pasiones desatadas, sobre todo entre bisoños aficionados que aún puedan pensar que es lo más duro que se puede ascender en bicicleta.

Hablar de este monumento del ciclismo nos hace invocar a la épica y al mito, a la tradición y a la epopeya, que es ciertamente decir mucho, porque la leyenda pesa toneladas, una cima memorable, exaltada desde 1910, año que el Tour, de la mano de Desgrange y una mentirijilla de Steinés, lo descubriera para goce de este deporte, ocupando un lugar honorable, quizás el que más, en la historia del ciclismo. Como curiosidad pocas veces ha sido estación término, siendo la mayoría de ocasiones puerto de paso para alcanzar otras grandes cumbres de fábula.

Tourmalet desde un lado u otro

Bien si lo habéis grimpado por su vertiente de Luz-St.Sauveur o bien por la de Saint-Marie de Campan, habrán sido muchos kilómetros de exigente Hors Catégorie, sin poder determinar aún, a estas alturas, cuál de ellas es más dura: el debate eterno.

Durante estos más de 30 años subido a una bici, y más de 15 de mi primera ascensión a este puerto legendario, como imaginaréis, he conocido muchísimos cicloturistas que han alcanzado el dulce sabor de la gloria allí arriba, a 2115 metros de altitud, subiéndolo por ambos lados, sufriéndolo y disfrutándolo a partes iguales.

Con ellos pude  debatir y opinar sobre qué vertiente les pareció más exigente, si la Este o la Oeste.

Los comentarios, de lo más variopintos, fueron argumentados por muchos y variados motivos.

Y es que ya sabemos que para gustos, los colores, y para dulce sufrimiento, los puertos, y más si se tratan de colosos como Monsieur Tourmalet.

Pero la duda sigue estando ahí.

A algunos, les pareció más dura la vertiente Oeste, la de Luz-St. Sauveur, porque sus pendientes son más exigentes y más irregulares, a diferencia de la Este, la de Saint-Marie de Campan, que a pesar de tener unos kilómetros duros parece que son muchos los que piensan que así se «regulan» mejor.

Otros, sin embargo, apuestan sin duda por la dureza de la vertiente Este, donde la encuentran más concentrada, casi sin descansos, porque por la Oeste se les ha hecho más asequible porque sólo su final es verdaderamente exigente.

Además algunos argumentan con razón, que si atacas su lado Este, es que normalmente vienes de ascender otros puertos, como puede ser el Aspin, por ejemplo.

La biografía del Tourmalet (y II)

Hay quien comenta, y se quedan  tan panchos, que el costado Este es más duro por su tramo final, pero que el Oeste es más exigente a lo largo de todo el recorrido, con lo que nos quedamos igual y no nos aclara para nada su experiencia vivida.

Pero echemos mano de los números, a ver qué nos dicen.

Si consideramos los 10 kilómetros más difíciles de cada lado y los comparamos por ejemplo con otro gigante pirenaico como es el terrorífico Larrau, nos daremos cuenta que sólo Tourmalet Este está a su altura en cuanto a dureza: una media entre el 9 y el 9,5%, mientras que su lado Oeste «sólo» alcanza el 8%, media inferior a cols como Pailhères, Aubisque, Pla d’Adet, Soulor, Menté o Spandelles en los que sus vertientes con mayor desnivel estarían entre el 8 y el 9%.

Es verdad que estos datos no significan nada a la hora de afrontar ambas vertientes, porque todo depende, todo es relativo, y muchos preferirán ascender los 18 km del Oeste, antes que escalar los 23 km largos del Tourmalet Este, si bien, sus primeros 11 km, suaves, no tienen nada que ver respecto a los 12 duros restantes.

Cruz Cyclone 2: Portabicicletas funcional, disponible para dos bicicletas. Fácil acoplamiento a la mayoría de bolas de remolque

En cualquier caso, analizando los 18 últimos km, veremos que ambas vertientes tienen una media similar del 7,5%.

Con estas cifras, lo que podemos decir sin temor a equivocarnos es que ambas vertientes son notablemente diferentes estudiadas por tramos, pero para nada si lo hacemos globalmente.

Puede que aquí descubramos uno de los motivos por los cuales el col del Tourmalet mantiene su mágica aureola al presentarnos dos caras tan similares en cuanto a dureza pero distintas para el que explica sus sensaciones superando las rampas de cualquiera de las dos vertientes.

Curioso, ¿verdad?

Tourmalet: dos vertientes casi gemelas

Además esta rareza sólo se da en el Tourmalet, ya que en ningún otro mítico puerto pirenaico existe duda alguna de qué vertiente es la más severa, ya sea por presentar una sola cara como Gavarnie, Pont d’Espagne, Hautacam o Pla d’Adet, o bien porque la diferencia entre ambos lados es evidente y, en este caso por ejemplo, podemos hablar de Marie Blanque, Somport, Aubisque, Soulor o Aspin, en los que sus desniveles son más inclementes en una pendiente que en la otra.

¿Y vosotros qué pensáis?

¿Dónde lo pasasteis peor?

Foto: @Meteo_Pyrenees

Endura LDB Summer 2019
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook

Lo más popular

Categorías

Más en Opinión ciclista

Inicio