Connect with us

Yo vi correr a Bradley Wiggins

Ciclistas

Yo vi correr a Bradley Wiggins

Cambrils Automatico Posts

En los Seis Días de Londres Bradley Wiggins corrió su ultima carrera en el velódromo de su ciudad. Aunque nacido en Gante, por cuestiones laborales de su progenitor, Wiggins ha instalado siempre en la capital británico su ánimo y espeíritu. Aquí debutó en aquel Tour de 2007, aquí fue campeón olímpico de contrarreloj en 2012 y aquí batió el récord de la hora hace poco más de un año.

Wiggins es por muchos motivos un ciclista que admiramos y nos atrae. Por muchos motivos, pero quizá uno por encima de todos, nunca habíamos visto nada igual. Hablamos de un persecucionista de éxito que se midió, entre otros, a la mejor generación de fondistas españoles, que acaba pisando la carretera y se embolsa todo un Tour de Francia, con todos los matices que queráis ponerle, pero que lo ganó y eso está en la historia.

Estas cosas creo que se ven muy pocas veces en la vida, como su perfil perfecto sobre la bicicleta, como un críptico carácter que contiene las pasiones más inesperadas vestidas de la última pieza que saquen los de Fred Perry, como la vida que le ha tocado vivir, como…

Estos días le hemos visto en esos Seis Días que describimos hace poco y cuesta creer que esté en la antesala de su retirada, mostrando tal poderío, entrega y calidad. En unas dos semanas colgará la bicicleta en otro de los grandes foros de la materia, en Gante, el lugar donde nació, el lugar donde su padre se hizo un nombre, en el corazón flamenco, esa tierra en la que muchos se miran cuando hablan de ciclismo, de ahí viene él, aunque su pasaporte ponga «brit».

Wiggins perdió los seis días de su ciudad por un absurdo error en un relevo en la americana final con Cavendish. No se pasaron el testigo bien y eso dio alas a la pareja belga Kenny de Ketele y Moreno de Pauw, que iban con unos metros por delante. En el último suspiro de la competición, los celestes le ganaron todo a los campeones del mundo de americana, en un epílogo que os sugiero, si podéis, lo miréis, porque es un jarro de agua fría para un velódromo lleno hasta los topes celebrando por anticipado el triunfo de sus dos “preferiti”.

No sé qué hará Wiggins en lo sucesivo, tiene su equipo con buena parte de las mejores promesas de ese ciclismo británico que se ha convertido en una mina de talentos. No obstante espero que alguna vez nos regale alguna muesca de su calidad, incluso ya retirado, sobre una bicicleta. Como dije es complicado verle al margen de todo esto, con un oro olímpico colgando sobre su cuello, dos récords del mundo vigentes y una forma abrumadora, como la que exhibió en la elipse londinense. Sebastián Mora puede dar fe de ello cuando reventó en una suerte de “tras Wiggins”.

Berria 2020 -gif

Los grandes, dicen, se van desde lo alto, Wiggins lo tuvo claro, Fabian Cancellara ha seguido el mismo camino y lleva vida de exciclista casi desde el momento que fue campeón en Rio, cabrá desentrañar en qué queda el culebrón de Purito y lo enrarecido que vemos todo. Pasan los años, corren los tiempos, pero podremos decir que vimos correr a Wiggins.

Fotografia tomada del FB de Six Day Cycling

INFO

Conoce la costa levantina con Hoteles RH

Endura LDB Summer 2019
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook

Lo más popular

Categorías

Más en Ciclistas

Inicio