Connect with us

No hay nada más predecible que el recorrido de la Volta a Catalunya

Volta a Catalunya JoanSeguidor

Opinión ciclista

No hay nada más predecible que el recorrido de la Volta a Catalunya

No hay nada más predecible que el recorrido de la Volta a Catalunya

Labrava

Cada año la Volta a Catalunya diseña un recorrido que nos conocemos al dedillo

La Volta, la Volta a Catalunya, la carrera que nos puso en el Mercat de Sants a Sean Kelly, a Laurent Fignon, a Marino…

Dioses a los ojos de un niño que mira esas fotos y veía una mirada encendida.

Son de carne y hueso” me decía.

La Volta a Catalunya es uno de los grandes patrimonios, si no el más importante, del deporte catalán.

Redistribuye, visita, hace territorio.

De un tiempo a esta parte, la carrera no cayó en una depresión que con los años ha parecido cronificarse.

Una depresión que tuvo su punto más bajo en la crisis económica.

La Volta a Catalunya salió adelante de esos momentos no sin problemas.

Es un milagro, podríamos decir, que siguiera adelante, incluso con una cobertura televisiva muy cuestionable.

Ese valor que hace un rato le reconocíamos jugó a su favor, porque esa puta crisis se llevó por delante muchas cosas, demasiadas.


Chris Froome en la Volta Catalunya JoanSeguidor

Chris Froome no faltará a la Volta

Chris Froome ya es un clásico en la Volta.

Cuatro veces ganador del Tour, camino hacia el que muchos prevemos que será el quinto, Froome estará en la salida de una carrera que conoce bien.

Chris Froome ha corrido las ediciones de 2010, 2011, 2014, 2015, 2016 y 2017, aquella en la que perdió hasta el carnet en la jornada de los puertos de La Mussara.

A pesar de haber sido de la partida varias veces no ha sido capaz de ganar una carrera que sin embargo ha caído en la cuenta de rivales como Valverde o Nairo.

Froome se suma al citado Valverde y dos franceses que le complicarán el Tour, Bardet & Pinot, al cartel de estrellas de la Volta a Catalunya 2019.

La Volta a Catalunya se presentó una fría tarde de enero poniendo de largo ese previsible recorrido

La carrera saldrá de Calella el 25 de marzo con una jornada de 165 kilómetros algo más duro que otros años, con Montseny y Coll Formic por medio, y el final accidentado de otras veces.

Al día siguiente, la carrera saldrá de Mataró, que generalmente aporta salidas multitudinarias, para ir a Sant Feliu de Guixols. 179 kilómetros con epílogo complicado.

La tercera etapa sube a Vallter 2000 con la esperanza que la nieve no inquiete. Son casi 180 kilómetros de los cuales los 60 finales, muy duros.

Al día siguiente vuelta a La Molina con 150 kilómetros de dureza concentrada con el Coll de la Creueta y dos pasos por estación donde se ubica la meta.

El viernes descenso prolongado de Puigcerdà a Sant Cugat del Vallès y el sábado jornada de  Valls a Vila-Seca.

La carrera concluirá el domingo 31 de marzo en el tradicional circuito de Montjuïc.

Están convocados todos los World Tour, Alejandro Valverde defenderá el dorsal uno en la espalda de su maillot irisado, más seis continentales, incluido el Burgos BH, tras la omisión inicial.

En el acto, se descubrió el cartel, esta vez muy inspirado en lo que fue el Relax-Fuenlabrada de Oscar Sevilla que ha tenido un guiño inesperado, diez años después, de mano de su autora.


Los años han pasado, y el pasado, ya vimos que ASO entró en el core de la carrera.

Se notó en varias cosas, en la presentación, por ejemplo.

No así en el recorrido.

Hace un tiempo, recuerdo un perfil de twitter internacional preguntar si en Catalunya sólo había dos montañas: Vallter y La Molina.

Entendemos que hay un acuerdo suscrito con el ente que gestiona ambas estaciones, pero visitarlas, casi en exclusiva, desde hace varios años, se ha convertido en uno de los paisajes más predecibles de cara año.

Paisajes amenazados siempre por los problemas con la nieve y el frío con la espada de Damocles de la suspensión.

Sin embargo se sigue el mismo patrón y esquema de carrera.

No hay otra, Calella es la salida, el final en BCN, y por medio novedades contadas y contenidas en un formato que nos sabemos al dedillo y que queda sujeto a sorpresas monumentales como el día que pillaron a todos los Sky detrás en La Mussara.

Nacex te lleva la bicicleta al final del mundo

Ni una crono, ni un ápice más allá de lo conocido y visto cada año.

Un perfil previsible que da desenlaces previsibles.

Y eso que el palmarés de la carrera mantiene su excelente bagaje histórico con ganadores recientes del nivel de Valverde, Nairo, Porte y Purito.

Seguramente quien suceda a Valverde, si no es él mismo, tendrá el mismo caché, pero la Volta, la carrera que estuvo en Menorca, en El Alguer, que hizo cosas extraordinarias en un pasado no tan lejano a nuestra memoria, es la carrera más previsible y plana del año.

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Opinión ciclista

Lo más popular

Categorías

Inicio